22 de abril de 2024
22 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El hecho ocurrió en diciembre de 2013
Comienza el juicio contra un hombre acusado de matar a su madre
El Tribunal Oral en lo Criminal Nº8 juzgará desde este lunes al sommelier Luciano “Lucky” Sosto, imputado por el homicidio y abuso sexual de Estela Garcilazzo. Intervienen los fiscales Julio Castro y Diana Goral.

Los jueces Alfredo Alejando Sañudo, Ricardo Ángel Basílico y Fernando Larraín juzgarán desde hoy a Luciano “Lucky” Sosto, acusado de abusar y matar a su madre, Estela Garcilazzo, en 2013. Está previsto que durante el juicio declaren aproximadamente 50 testigos. En representación del Ministerio Público intervendrán los fiscales Julio Castro y Diana Goral.

Sosto está imputado por los delitos de “homicidio agravado por el vínculo en concurso real con abuso sexual, también agravado por el vínculo”, que prevén una pena de prisión perpetua. Según el requerimiento de elevación a juicio, realizado por la fiscal Graciela Bugeiro, el 26 de diciembre de 2013 Sosto ingresó al departamento de su madre, en Recoleta. El acusado, que vivía en el mismo edificio, entró por la puerta de servicio, abusó de ella y luego la estranguló.

En el escrito, Bugeiro citó un informe del Cuerpo Médico Forense, en el que se había  constatado que la víctima presentaba golpes y rastros de “material biológico consistente con una relación sexual”. No obstante, la muestra fue insuficiente para determinar el perfil genético del agresor. También, indicaron que la muerte se habría producido entre las 7:30 y las 11:30 de aquél día.

El acusado, que está detenido hace un año y diez meses en el penal de Marcos Paz, brindó diferentes versiones de los hechos durante sus indagatorias en la causa. En su primera presentación, indicó que alrededor de las 15:00 y durante un corte de luz, había decidido bajar a ver a su madre, luego de que ella no le respondiera el teléfono. Según el imputado, la encontró agonizando en la cocina, por lo que decidió llamar a una ambulancia.

En otra de sus declaraciones, Sosto aseguró que bajó por las escaleras para ir a comprar y que, al pasar por el departamento de su madre, escuchó sus quejidos, por lo que decidió ingresar al departamento por la puerta de servicio y la encontró en el piso de la cocina. Afirmó que cada vez que quería llamar a la ambulancia, su madre se movía, por lo que intentó pedir ayuda a sus vecinos. Según Bugeiro y el juez de instrucción Hernán Martín López, los llamados a los servicios de emergencia fueron una puesta en escena para encubrir el crimen.

Sosto sostuvo, en otra oportunidad, que su madre ya estaba muerta cuando la encontró y que pudo declarar eso pues “ya se encontró más lúcido”. Dado que Sosto solía consumir estupefacientes, la fiscal de instrucción consideró que existía la posibilidad de que el 26 de diciembre de 2013, el hombre hubiese bajado “ofuscado, probablemente intoxicado” y que en ese contexto se concretó la agresión.