23 de abril de 2024
23 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Un caso de violencia de género
Condenaron a 11 años de prisión a un hombre que intentó asesinar a su esposa
Los jueces Adrián Pérez Lance, Rafael Alejandro Oliden y Fátima Ruiz López lo encontraron culpable del delito de “homicidio agravado por el vínculo en grado de tentativa”. El fiscal Ariel Yapur había solicitado una pena de 12 años.

El Tribunal Oral Criminal N°5 condenó el viernes pasado a Roberto Muñoz por el intento de homicidio de su pareja y le ordenó pagar las costas del proceso. Los fundamentos del fallo se conocerán el 3 de julio. Durante su alegato, el representante del Ministerio Público, había considerado al hecho como una “agresión brutal”.

El 18 de enero de 2009, la víctima y su amigo Marcos Ibarra se dirigían hacia la parada del colectivo línea 91, en Villa Lugano, para ir hasta su trabajo. En ese momento, Muñoz se acercó a su esposa (de quien estaba separado de hecho hacía algunos meses) y comenzaron a discutir. Según el relato que la mujer hizo ante los jueces, el agresor le reprochaba cosas “por celos”. Mientras continuó la discusión, Ibarra se mantuvo lejos, a “unos 40 metros” porque no quería meterse en la pelea, según le indicó a los magistrados.

De repente, y según los testimonios de la mujer y de Ibarra, Muñoz comenzó a golpear a la víctima en la cabeza, por lo que el amigo se acercó para interceder. Entonces, el acusado sacó un cuchillo y la hirió en el lado izquierdo del abdomen. Ella se resistió y, con ayuda de Ibarra, logró alejar al atacante, por lo que se dirigieron a la casa del hermano. Hasta allí, los siguió el imputado, quién los amenazaba e insultaba desde la puerta, a punto tal que golpeó al hermano de la mujer que le obstaculizaba el paso a la vivienda.

“Te dije que te iba a matar y ahora te voy a matar”, le dijo Muñoz. En esa misma línea, la víctima les había contado a los jueces en una audiencia anterior que ya había sufrido incidentes de violencia. Es más: el acusado tuvo una prohibición de acercamiento dictada por el Juzgado Civil N°12, en julio de 2008 y por 90 días, por violencia familiar.

Durante su alegato, el fiscal se había preguntado: “¿Qué pudo querer con ese comportamiento sino era matarla?”. Para Yapur, cuando se apuñala a otra persona el objetivo es matarla y Muñoz era “plenamente consciente” de lo que hacía. Había considerado, además, que la víctima tuvo “mucha suerte”, dado que una herida en esa zona puede comprometer órganos vitales. También, consideró importante que se resistiera al ataque y la oportuna intervención de Ibarra en la situación de violencia.