01 de febrero de 2023
01 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El Tribunal hizo lugar al pedido del fiscal Martinez Burgos
Condenaron a 14 años de prisión al hombre que prendió fuego a su vecino en Las Cañitas
Jorge Serrano fue considerado culpable de haber rociado a Alejandro Vindver con aguarrás, encenderlo y provocarle quemaduras en un 65% de su cuerpo. En sus alegatos, el representante del Ministerio Público aseguró que el hecho “fue provocado por quien no supo soportar un desamor”.

Esta mañana, el Tribunal Oral Criminal N°22 condenó a 14 años de prisión a Jorge Serrano por encontrarlo culpable de haber rociado con aguarrás a Alejandro Vindver, provocándole quemaduras en un 65% de su cuerpo.  Los jueces hicieron lugar a la sentencia solicitada por el fiscal Marcelo Martínez Burgos, a cargo de la Fiscalía General N°22 ante los Tribunales Orales en lo Criminal, en sus alegatos.

La causa se originó en noviembre de 2012, luego de que Serrano incendiara con aguarrás  el cuerpo de Vindver en el interior de su departamento, ubicado en la calle Chenaut 1970, en el barrio porteño de Las Cañitas.

En sus alegatos, el representante del Ministerio Público detalló que los hechos fueron provocados “por quien no supo soportar un desamor” ya que la víctima, Vindver, había comenzado una relación con TamarKoll, quien había sido pareja de Serrano en el pasado. “Eso fue lo que lo que sucedió aquí, un desamor que desembocó en una tentativa de homicidio”, aseguró el magistrado

Como consecuencia, el fiscal explicó que la nueva pareja había tenido amenazas previas y que vivía “una vida turbulenta”.

“Seguramente, la situación ya no era más tolerada, esto venía de hacía rato, hubo denuncias previas; aguantó y aguantó hasta que fue a buscarlo para decir basta. El imputado sabía quién era, porque lo vio, había un visor”, describió Martínez Burgos.

El fiscal agregó que ese día, Serrano le abrió la puerta a Vindver,“lo hizo pasar, le tiró un baldazo de líquido que lo hizo patinar, se cayó al piso y allí le ‘gatilló’ el 'magicclik', lo prendió fuego y se fue. No había nadie más para ayudarlo. Una frialdad pocas veces visto en hechos de esta naturaleza”.

Luego, el representante del Ministerio Público enumeró la cantidad de pruebas que fueron recolectadas a lo largo de la instrucción y cómo la víctima contó con la ayuda de testigos que se encontraban en el lugar para poner a salvo su vida.

“Las lesiones del 65% del cuerpo y la relación sentimental y hostigamiento que se realizó a Tamar y Vindver conformaban un círculo inexorable de que esto fue de esta manera y no de otra. Lo quiso matar y no lo logró por razones ajenas a su voluntad.”, sintetizó el fiscal.