24 de junio de 2018
24 de junio de 2018 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervino la Fiscalía General N°2 ante el TOF de San Martín
Condenaron a dos hombres a penas de 12 y 13 años y seis meses de prisión por tres secuestros extorsivos
Los hechos tuvieron lugar el 31 de diciembre de 2015 y el 6 y 22 de febrero de 2016, en distintas localidades del partido de San Martín. La fiscalía había solicitado que fueran condenados a las penas de 12 años y seis meses y 14 años y seis meses de prisión, respectivamente.

El Tribunal Oral Federal N°2 de San Martín condenó a Mauro Sebastián Ovejero y Pablo Hormaechea a las penas de 12 años y 13 años y seis meses de prisión, respectivamente, por su intervención en tres secuestros extorsivos y delitos contra la propiedad ocurridos los días 31 de enero y 31 de diciembre de 2015 y 6 y 22 de febrero de 2016, en distintas localidades del partido de San Martín. En el debate oral intervino el titular ante la Fiscalía General N°2 ante el TOF de San Martín, Alberto Gentili.

Los hechos

De acuerdo al requerimiento de elevación a juicio efectuado por el titular de la Fiscalía Federal de Tres de Febrero, Paul Starc, los imputados intervinieron en tres secuestros extorsivos y, uno de ellos, receptó un vehículo robado que utilizó para perpetrar algunas de las retenciones.

El primero de los hechos ocurrió en la madrugada del 31 de diciembre de 2015, en ocasión en que una mujer conducía su Peugeot 208 y un Volkswagen Gol le cortó el paso, en la localidad bonaerense de San Miguel. Dos hombres armados descendieron del vehículo y la obligaron a pasarse al asiento trasero del Peugeot, para emprender la marcha hacia la localidad de Bella Vista. En el trayecto, los delincuentes despojaron a la víctima de su teléfono celular y otras pertenencias, y se comunicaron con el padre de la mujer, a quien le exigieron un rescate de $50.000.

Siguiendo las instrucciones de los secuestradores, los padres de la víctima se dirigieron en su Chevrolet Captiva hasta la intersección de la Ruta 8 y Camino Parque del Buen Ayre, donde dejaron el dinero. Tras ello la víctima fue liberada y los secuestradores huyeron con el vehículo de la mujer.

Asimismo, los imputados volvieron a actuar el 6 de febrero de 2016, ocasión en la que interceptaron a una pareja cuando llegaba en su camioneta Chevrolet Spin a su domicilio en la localidad bonaerense de Bella Vista. Allí fueron sorprendidos por un vehículo oscuro del que descendieron tres hombres armados y los obligaron a ocupar el asiento trasero, para luego emprender la marcha. Durante su cautiverio, las víctimas fueron desapoderadas de sus teléfonos celulares, $350 y las alhajas que llevaban consigo.

Uno de los secuestradores tomó el teléfono del hombre secuestrado y se comunicó con su padre, a quien le exigió $100.000 para la liberación de su hijo y la novia de éste. Sin embargo, se acordó un rescate de $11.000, un televisor, una computadora y un reproductor de DVD, el que fue entregado en las inmediaciones del Arroyo Los Berros y la calle Santa Clara, por el padre del hombre, a quien también despojaron de su camioneta Peugeot Partner. Tras ello, siendo las 2 de la mañana del 7 de febrero liberaron a las víctimas.

Nuevamente, el 22 de febrero de 2016, alrededor de las 23.30 horas, los imputados –junto a otros sujetos aún no identificados- interceptaron, con una camioneta Chevrolet Meriva, a una mujer cuando llegaba en su Citroën C4 a su casa en la localidad bonaerense de Bella Vista. Tras amenazarla con armas de fuego, la obligaron a pasarse al asiento trasero de su auto para dirigirse hasta la localidad de William Morris. Durante el trayecto, los secuestradores despojaron a la mujer de su celular, sus alhajas y su cartera, al tiempo que también la golpearon. Los delincuentes exigieron al marido de la víctima $200.000 por la liberación de su mujer.

Finalmente pactaron un rescate consistente en $20.000, un televisor y una consola de videojuegos PlayStation 3, el cual el hombre entregó en la intersección de las calles Palacios y Borda, donde los secuestradores liberaron a la mujer con su vehículo y huyeron con teléfono celular y el Chevorlet Prima en el que había llegado el marido de la víctima.

También, el fiscal federal Starc le imputó a Hormaechea el haber receptado -el 31 de enero de 2015, entre las 00.30 y las 3.00 de la mañana- con conocimiento de su origen ilícito el vehículo Volkswagen Gol Trend, que le fuera robado -por dos hombres armados que circulaban en moto- a una mujer cuando lo estacionaba frente a su domicilio en Haedo.

El juicio

Previo al debate oral, en la investigación suplementaria efectuada oportunamente, el fiscal general Alberto Gentili –con colaboración dela Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (UFESE), que encabeza el fiscal federal Santiago Marquevich- solicitó la intervención de la la Dirección de Análisis de la Conducta Criminal y Victimologia de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, a fin de que elaborasen un informe de stress post-traumático respecto de las víctimas que resultaron privadas de su libertad, como de sus familiares –quienes receptaron las demandas de rescate-, todo ello para la ponderación de lo dispuesto en los artículos 5, apartado d) y e) en función del 8, apartado a) y 10 de la Ley 27.372 como para una adecuada valoración del injusto -lo que fue especialmente tenido en cuenta en el alegato al momento de la dosificación de la pena incluyendo una perspectiva de género vinculada con el perfil predominante en la selección de las victimas-.

Al celebrarse el debate oral y público ante el Tribunal Oral Federal N°2 de San Martín, el representante del Ministerio Público Fiscal tuvo por probados los hechos endilgados a los imputados. En tal sentido requirió que se condenase a Hormaechea a la pena de catorce años y seis meses prisión, accesorias legales y costas, como coautor de los delitos de secuestro extorsivo agravado por haberse cobrado el rescate y por la intervención de tres o más personas, en concurso ideal con los delitos de robo doblemente agravado por haberse cometido en poblado y en banda y mediante el empleo de armas de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo tenerse por acreditada (tres hechos) y encubrimiento por receptación agravado por el fin de lucro.

Asimismo, en relación a Ovejero, solicitó que se lo condenase a doce años y seis meses de prisión, accesorias legales y costas como coautor de secuestro extorsivo agravado por haberse cobrado el rescate y por la intervención de tres o más personas, en concurso ideal con robo dobletemente agravado por haberse cometido en poblado y en banda y mediante el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo tenerse por acreditada (dos hechos).

En su sentencia, los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°2 de San Martín, Daniel Cisneros, Daniel Petrone y Diego Leif Guardia, consideraron probados los hechos endilgados por la Fiscalía a los imputados, aunque condenaron Hormaechea a la pena de 13 años y seis meses de prisión, accesorias legales y costas, mientras Ovejero fue penado con 12 años de prisión, accesorias legales y costas.