02 de febrero de 2023
02 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Juicio abreviado en una causa con trámite de flagrancia
Condenaron a dos hombres a tres años y medio de prisión por amenazar a otro con una escopeta y una pistola
Intervino la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Nº62. Los hombres están detenidos desde el 22 de noviembre de este año.

El juez Luis Schelgel condenó, en un juicio abreviado, a tres años y medio de prisión a dos hombres que amenazaron a otro con una escopeta, el mes pasado. La causa tramitó bajo la modalidad de flagrancia e intervino el auxiliar fiscal Ezequiel Ferrer, en representación de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Nº62, a cargo de Ariel Yapur.

 

El 22 de noviembre de este año, cerca de las 16:30, dentro del barrio Villa 15, en Villa Lugano, Cristian Ismael Fernández (34) y Luis Alberto Jackunas (33) se acercaron hacia un hombre que estaba en la calle. Con una escopeta Remington calibre 12/70 y una pistola Bersa 9mm, lo apuntaron y lo amenazaron: “vos sabés a quién estamos buscando, te vamos a matar si no nos decís dónde está tu amigo”.

 

El amigo al cual hicieron referencia sería una persona que habría cometido un homicidio y que la víctima de las amenazas conocería. Mientras esto sucedía, pasó por allí un transeúnte, lo que generó que los dos acusados se fueran. Unos minutos después, volvieron. En ese momento, Jackunas realizó dos tiros intimidatorios al aire, tras lo cual subieron a un auto junto a Fernández, y se dieron a la fuga.

 

Mientras la víctima llamaba al 911, fue Fernández el que realizó dos disparos más. La Unidad de Prevención Barrial de la Villa 15, la Comisaría 48 y la Seccional 42 de la Policía de la Ciudad comenzaron la búsqueda y persecución de los dos hombres, y los alcanzaron a unos 650 metros del lugar donde amenazaron a la víctima, en Avenida Eva Perón y Lisandro de la Torre. Dentro del auto secuestraron la escopeta, la pistola y tres cajas con municiones 9 milímetros.

 

Durante la audiencia de clausura, y luego de que se comunicara el acuerdo de juicio abreviado, los acusados hablaron: Jackunas aceptó la responsabilidad en el hecho y la pena que la fiscalía propuso. Cabe resaltar que ninguno poseía una autorización de legítimo usuario, tenencia o portación de las armas.

 

Por su parte, Fernández también aceptó su responsabilidad y dijo que se trató de un momento “de locura” por el reciente homicidio de su hermano, al tiempo que manifestó estar arrepentido.

 

Para el fiscal auxiliar Ferrer, los hombres debían ser condenados por los delitos de “amenazas coactivas agravadas por el uso de arma en concurso ideal con portación ilegal de arma de guerra en concurso ideal con abuso de armas”, calificación que el titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº63 homologó.

 

En la misma resolución, luego de la audiencia de clausura, se consignó el tiempo que deben cumplir en prisión. Como están detenidos desde el día de hecho, aún les queda cumplir tres años y cinco meses, por lo que recuperarían su libertad el 21 de mayo del 2021.