02 de marzo de 2024
02 de marzo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Los fundamentos se conocerán el próximo 4 de julio
Condenaron a un hombre a 17 años de prisión por abusar sexualmente de su hija y de dos sobrinas
La fiscal Romina Monteleone le había solicitado al Tribunal Oral en lo Criminal Nº9 una condena de 20 años.

Los jueces Fernando Ramírez, Ana Dieta de Herrero y Jorge Gettas condenaron a 17 años de prisión a un hombre que abusó de su hija y dos de sus sobrinas mientras convivía con ellas en una casa ubicada en el barrio Villa General Mitre. La fiscal Romina Monteleone había solicitado durante su alegato 20 años de cárcel por los delitos de “corrupción de un menor de 18 años agravado por tratarse el imputado del ascendiente” en concurso real con “abuso sexual con acceso carnal agravado por la situación de convivencia” en concurso real con “corrupción de un menor de 10 años agravado por la situación de convivencia preexistente”. Los fundamentos del fallo se conocerán el 4 de julio.

Entre el año 2000 y el 2002, Luis Bacón abusó de su hija, desde sus 10 años hasta sus 12. Los episodios sucedieron mientras estaba a su cuidado, bajo amenaza de que, si no accedía, mataría a su madre y a sus hermanos. Si bien durante el debate la víctima dio otra versión de lo que había denunciado, para la fiscal esto sucedió por el tiempo transcurrido desde los hechos y la presión que ejerció su entorno. Sostuvo en su alegato que es común la víctima se retracte si no cuenta con contención del sistema judicial y con un ambiente familiar que la contenga.

Monteleone consideró que el testimonio que dio la joven cuando sucedieron los abusos se vio corroborada por los exámenes médicos realizados y el informe del Cuerpo Médico Forense. El ahora condenado aseguró que los hechos no habían ocurrido y atribuyó la denuncia a una pelea con su hija por sus salidas. Para la representante del Ministerio Público, la versión que brindó no estuvo apoyado en ningún prueba de las que se presentaron en el juicio.

Los abusos contra una de sus sobrinas ocurrió entre los años 2004 y 2006, cuando la niña tenía entre 5 y 7 años. Brindó su testimonio en Cámara Gesell y relató que los episodios sucedieron dentro de la habitación de su tío, ya que vivían todos en la misma casa. Sus dichos fueron corroborados por tres especialistas médicas, quienes señalaron que su relato era verosímil.

La otra imputación por la que fue condenado Bacón se refiere al abuso contra otra de sus sobrinas, ocurrido a fines de diciembre de 2008, también dentro de la casa que compartían las familias en el barrio de Villa General Mitre. Según dijo la víctima a los jueces, el hecho se dio luego de que todos se fueran a dormir. La fiscal destacó el relato contundente que brindó, que se vio sustentado en los informes realizados por las profesionales médicas que la evaluaron.

Al momento de solicitar la pena, Monteleone tuvo en cuenta la reiteración de los abusos, en el caso de su hija y de una sus sobrinas y la prolongación en el tiempo que tuvieron, lo que causó un gran daño en las víctimas. También consideró como agravante la amenaza que profirió contra su hija para que ésta no contara lo sucedido.

La Fiscalía solicitó, además, que se extraigan testimonios para investigar si la mujer de Bacón, madre de la víctima, cometió el delito de “falso testimonio” cuando se presentó a declarar. Para el Ministerio Público Fiscal, fue evidente la reticencia de la testigo al momento de contestar preguntas, lo que consideró una maniobra para colaborar con el acusado. El Tribunal Oral en lo Criminal Nº9 hizo lugar a la solicitud y remitirá lo correspondiente a la sala de sorteos de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal para que se establezca que juzgado de instrucción deberá intervenir.