21 de febrero de 2024
21 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En sintonía con el planteo del fiscal general Marcelo Agüero Vera
Confirmaron condenas de hasta 12 años por el contrabando de 120 kilos de cocaína a Europa
El Tribunal Oral en lo Penal Económico rechazó las nulidades solicitadas por la defensa y ratificó las condenas a cuatro imputados por los delitos de contrabando de estupefacientes y lavado de activos. Las penas para los integrantes de la banda van desde los 2 años y medio hasta los 12 años de prisión. El cargamento de droga había sido secuestrado desde un contenedor estacionado en la Terminal Portuaria Río de la Plata, listo para su posterior salida del país.

El Tribunal Oral en lo Penal Económico confirmó las condenas a cuatro imputados por los delitos de contrabando de estupefacientes y lavado de activos. En sintonía con lo planteado por el fiscal general Marcelo Agüero Vera, el tribunal no hizo lugar a las nulidades planteadas por las defensas de los acusados y confirmó penas de entre dos y doce años de prisión para Gerardo Ruídíaz, Ariel Lértora, Florencio Carlos Bogarín y Fabio Montañana por haber intentado enviar a Europa 120,8 kilogramos de clorhidrato de cocaína en un contendedor que se encontraba estacionado en la Terminal Portuaria Río de la Plata.

Ruídíaz recibió la pena de doce años de prisión más una multa de  1.650.000 pesos por el delito de contrabando de estupefacientes, agravado en concurso real por el delito de lavado de activos. Lértora y Bogarín cumplirán nueve y siete años respectivamente por el delito de contrabando de estupefacientes agravado, mientras que Montañana le corresponde una pena de dos años y seis meses de prisión en suspenso por lavado de activos.

Respecto al lavado de dinero, el representante del Ministerio Público Fiscal afirmó que Ruidíaz adquirió y administró una propiedad de 18 hectáreas próxima a Paraje Arroyo Molino, cercana a Concepción del Uruguay, comprada con dinero otorgado por un grupo de nacionales colombianos. Ese dinero provenía de un ilícito vinculado al tráfico de estupefacientes. En este sentido, el fiscal confirmó que Montañana recibió ese campo y se constituyó como nexo entre Ruidíaz y los ciudadanos colombianos, con la finalidad de venderlo y así darle apariencia lícita. Por este motivo, se decomisó la propiedad y se extrajeron testimonios a fin de remitirlos a la Cámara Federal de San Martín, tal como lo había solicitado la fiscalía.