15 de junio de 2024
15 de junio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La Fiscalía Federal N°1 de Lomas de Zamora interviene en la investigación
Confirmaron el procesamiento con prisión preventiva de dos acusados de cometer un secuestro extorsivo
Lo resolvió la Sala I de la Cámara Federal de La Plata. Los captores interceptaron a las víctimas en Bernal y las liberaron en Temperley, tras el pago del rescate. El hecho se produjo en noviembre de 2012.

La Sala I de la Cámara Federal de La Plata confirmó el procesamiento con prisión preventiva y el embargo de dos acusados de cometer un secuestro extorsivo, que tuvo como víctima a una pareja que fue liberada tras el pago del “rescate”. En la instrucción de la causa interviene la Fiscalía Federal N°1 de Lomas de Zamora, a cargo de Leonel Gómez Barbella.

El fallo de los camaristas Roberto Lemos Arias, Carlos Compaired y Julio Reboredo avaló “en todo” lo resuelto por el magistrado de instrucción, que había dispuesto el procesamiento de los imputados por considerarlos coautores de los delitos de secuestro extorsivo agravado y robo agravado.

El hecho

El hecho investigado habría ocurrido durante la noche del 17 de noviembre de 2012: la policía de Quilmes fue alertada de que una joven pareja había sido interceptada en Bernal mientras se trasladaba en su vehículo -un Volkswagen Fox- y privada de su libertad.

Los captores obligaron a la mujer a llamar a su padre, con quien pactaron la liberación de las víctimas a cambio de 5.500 pesos, cadenitas de oro y una cámara de fotos digital. El cobro se efectivizó en las inmediaciones del cruce de las calles Pasco y Córdoba en Temperley, partido de Lomas de Zamora. La joven fue liberada primero, y luego su novio a unas cuadras de allí.

Fallo confirmatorio

Contrariamente a lo sostenido por los abogados de los imputados, los camaristas señalaron que los elementos de prueba reunidos acreditan su intervención en el hecho, que guarda similitudes en el modus operandi con otros -por los que ya habían sido procesados- y la utilización de un Peugeot 207. Por ese motivo se sostuvo que integraban “una banda que tiene por finalidad llevar a cabo secuestros extorsivos”.

En una de esas causas ya se habían determinado los números de abonado de Nextel que eran utilizados por los imputados, coincidentes con el suceso investigado. Asimismo, a uno de los acusados se le encontró en su domicilio el teléfono usado, armas de fuego -como relataron las víctimas-, municiones, llaves de encendido de vehículos marca Volkswagen y handys con la frecuencia policial.

“Los encartados se encontraban en la zona del hecho en ese día y horario, pero en diferentes vehículos, circunstancia que abunda la hipótesis que se propicia, y se condice, a su vez, con las manifestaciones de las víctimas, quienes afirmaron que los captores se comunicaban entre sí mediante este tipo de aparatos telefónicos”, añadieron los jueces.