04 de marzo de 2024
04 de marzo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía General Nº3
Confirmaron el procesamiento de los acusados por las lesiones que sufrieron los jugadores de River Plate en la Bombonera
Adrián “El Panadero” Napolitano, Federico Blanco y Gustavo Norberto Florentín agredieron con “gas pimienta” en mayo de este año a los jugadores de fútbol durante un partido por la Copa Libertadores.

En sintonía con lo expresado por la Fiscalía General Nº3, la Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional confirmó el procesamiento de los hinchas de Boca Juniors acusados de lesionar a siete jugadores de River Plate en mayo de este año durante un partido por la Copa Libertadores. Los jueces Mirta Lopez González, Ricardo Matías Pinto y Mariano Scotto ratificaron también el embargo de 100 mil pesos que había dictado la jueza de instrucción Wilma López. En la causa, interviene la Fiscalía de Distrito del Barrio de la Boca.

Adrián “El Panadero” Napolitano, Federico Blanco y Gustavo Norberto Florentín están procesados por los delitos de “lesiones leves agravadas al haber sido cometidas en ocasión de un espectáculo deportivo en concurso ideal con impedir, mediante actos materiales, la realización de un espectáculo deportivo en un estadio de concurrencia masiva”.

El 14 de mayo, cuando estaba por comenzar el segundo tiempo del partido entre Boca Juniors y River Plate en la “Bombonera”, los jugadores del equipo visitante sufrieron lesiones en su rostro luego de que alguien arrojara una sustancia similar al gas pimienta en la manga de entrada a la cancha. Tanto para los jueces como para la Fiscalía General Nº3, representada por la fiscal ad hoc Nuria De Ansó, la maniobra fue parte de un plan previo.

De Ansó había destacado en la audiencia donde se discutieron los procesamientos que los videos que constan en el expediente dejaban claro que hubo un accionar previamente acordado entre los acusados. En esa misma línea, la Sala V hizo hincapié en las filmaciones y describió en su resolución la participación de cada uno de los imputados.

Allí, se puede observar a Napolitano y a Biglia, que primero inspeccionan el lugar y por donde saldrían los jugadores. También, se ve como aparece en escena Federico Blanco, que mantiene una conversación con los otros dos hombres.  Luego de unos minutos, y con la aparición de Fiorentín, Biglia se tapa su nariz y su boca mientras que Napolitano arroja la sustancia, que luego fue identificada como “capsaicina”, principio activo del gas pimienta.

Para los jueces, Fiorentín estaba “cubriendo la actuación de los otros” mientras que en el caso de Blanco “no puede descartarse que arrojara la sustancia junto con el propio Napolitano”. Los defensores de ambos habían planteado que los hombre no vieron la agresión, que sólo estaban en el lugar sin participar del ataque.

Con respecto a la situación de Napolitano, De Ansó sostuvo que el ingreso de Napolitano con el gas a la cancha, a sabiendas que no está permitido, demostraba que su intención era usarlo. Los magistrados indicaron que “el desconocimiento o ignorancia en la utilización del gas pimienta y las consecuencias que podrían traer aparejado no se condice con la situación de una persona que, según las constancias de la causa, ya ha utilizado dicho elemento”.

La fiscal sostuvo, además, que todo el episodio distaba de ser “una mera picardía”, como esgrimieron los procesados, ya que generó lesiones en siete jugadores de River y que por ello debió suspenderse el partido, trasladar a los heridos y evacuar al público del estadio. “Esto generó una gran consternación incluso en el público que miraba por televisión”, argumentó.

Ese argumento fue retomado por los jueces en su fallo, quienes apuntaron que el argumento de “mera picardía” se contradice con haber arrojado una sustancia química en un partido internacional “con las consecuencias que ello implica”. Destacaron, además, las intervenciones telefónicas realizadas, de donde se sostiene que el hecho no tuvo un único autor, por Napolitano, sino que fue llevado a cabo “por una pluralidad de personas”.