26 de febrero de 2024
26 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En la causa se investigan maniobras irregulares que habrían facilitado la fuga de U$S 30 millones
"Contado con liqui": operativos de la OFINEC y la AFIP en el microcentro porteño
Los procedimientos tuvieron lugar en distintas sociedades de bolsa, en el marco de una investigación que lleva adelante la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal n° 11, a cargo de Gerardo Pollicita.

Contadores de la Oficina de Investigaciones Económicas y Análisis Financiero (OFINEC), junto a expertos de la AFIP y personal de la Policía Federal Argentina  dirigidos por el Juez Norberto Oyarbide, realizaron una serie de procedimientos simultáneos en sociedades de bolsa ubicadas en el microcentro porteño,  en el marco de una investigación por maniobras a través del denominado  “contado con liquidación”.

El operativo se desarrolló durante todo el día y tuvo como objetivo hacer cumplir diversas “órdenes de presentación” solicitadas por el juez.

En la causa, el titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 11, Gerardo Pollicita, solicitó que se tome declaración indagatoria a los responsables de la operatoria llevada a cabo por la Sociedad de Bolsa Epsilon, que implicó la fuga de divisas de alrededor de 30 millones de dólares.

En los procedimientos se recabó gran cantidad de información contable y financiera, en formato digital y papel, tendiente a reunir documentación probatoria de la maniobra financiera.  La fuga de divisas que se investiga se realizó a través del llamado “contado con liquidación”, que consiste en la compra con pesos en el mercado local de activos que cotizan en el exterior, para luego venderlos en esas plazas y depositar el dinero en cuentas bancarias del exterior, que quedan fuera del alcance del fisco nacional.

La causa judicial se inició por una denuncia de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en virtud de operaciones realizadas por la Sociedad de Bolsa Epsilon SA en las que se detectó la comisión de maniobras irregulares que podrían ser encuadradas en el delito de lavado de activos.

En la investigación se demostró que se realizaban diversas remesas de divisas al exterior, canalizadas mediante una entidad bursátil, a nombre de empresas que no demostraron tener una operatoria lucrativa que ampare o justifique las sumas dinerarias involucradas.