18 de noviembre de 2019
18 de noviembre de 2019 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía General N°20 ante los Tribunales Orales en lo Criminal
Continúa el juicio contra el camionero acusado de embestir un auto y matar a un hombre y su hijo
El hecho sucedió el 19 de septiembre de 2016. Los alegatos se realizarán el próximo 28 de febrero. Además, el Tribunal aceptó la solicitud de la Asociación Civil Trabajar contra la Inseguridad Vial y la Violencia con acciones sustentables, para ser amicus curiae en el proceso.

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº20 continuó este lunes el juicio contra un camionero acusado de embestir un auto en el que circulaban un hombre con su hijo, y causarles la muerte. El debate continuará el próximo 28 de febrero, donde están previstos los alegatos del fiscal general Carlos Gamallo, la querella y la defensa del imputado.

Los jueces Patricia Mallo, Sabrina Namer y Pablo Laufer comunicaron, además, que aceptaron la solicitud de la “Asociación Civil Trabajar contra la Inseguridad Vial y la Violencia con acciones sustentables” para ser “amicus curiae” del Tribunal.

El 19 de septiembre de 2016, Juan José Asmundo, de 36 años, manejaba su camión Freeline por la calle Irigoyen en dirección a la avenida General Paz, en Villa Real. Según el requerimiento de elevación a juicio, realizado por el fiscal Marcelo Roma, lo hacía a “alta velocidad, cruzando semáforos en rojo y habiendo ingerido alcohol previamente”.

Cerca de las 22.40, al atravesar la calle Tinogasta, Asmundo embistió el automóvil Volkswagen Bora donde viajaban Adolfo Carballo y su hijo Thomas, de 17 años, quienes tenían la luz verde para cruzar. El camión arrastró cuarenta metros el vehículo, que quedo sobre la calle Irigoyen al 2243. Adolfo murió en el momento mientras que su hijo falleció camino al hospital Vélez Sarsfield.

Durante la audiencia del lunes, declararon nueve testigos, muchos de ellos vecinos que tenían los autos estacionados en la cuadra donde se produjo el incidente y que sufrieron daños en sus vehículos. Tres de ellos bajaron a la calle luego escuchar el impacto e intentaron auxiliar a las dos víctimas.

El camión de Asmundo quedó a unos 150 metros, luego de chocar contra la pared de un centro de jubilados. Varios de los testigos que se presentaron en el juicio dijeron, ante preguntas de la fiscalía, que el acusado intentó darle arranque al camión cuando ya estaba sobre la vereda.

Otra de las personas que se presentó a declarar fue el amigo que iba en el camión con Asmundo al momento del hecho. Relató que aquél domingo salieron a pasear con el camión, que luego fueron a comer una pizza por el barrio y que tomaron una botella de vino entre él, su esposa y el imputado. Afirmó que no vio la secuencia del impacto porque estaba detrás y que luego del choque, el acusado se desvaneció y que cuando se reincorporó, intentó arrancar el camión.

La esposa de este hombre también declaró y recordó que tras subir al camión, colocó a su hija en la butaca de adelante, mientras arreglaban los cinturones de seguridad de la parte trasera y que en ese momento comenzó a sentir que el camión aceleraba. También, refirió que Asmundo había pasado un semáforo en rojo, situación que la alertó y que por ello se dio vuelta para comentárselo a su marido. Cuando volvió a mirar hacia adelante, impactaron el auto de las víctimas.

Otro testigo, que paseaba por la calle con su hija, aseguró que le llamó la atención la velocidad con la que venía el camión y que por eso lo siguió con la mirada hasta ver la colisión.

Actualmente, Asmundo está detenido en orden al delito de doble homicidio, que prevé una pena de 8 a 25 años de prisión. En el requerimiento, el fiscal Roma consideró que existió dolo eventual en el “accionar homicida” que tuvo el imputado ya que se representó la posibilidad de “concreción del resultado riesgoso y, aún así, no realizó una conducta con el fin de evitar sus consecuencias”.