24 de febrero de 2024
24 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene el fiscal Oscar Ciruzzi
Continúa el juicio contra un chofer de colectivos que chocó y mató a ocho personas
En octubre de 2009, el conductor de la línea 12 embistió a una camioneta de la Policía bonaerense que llevaba en la caja a una mujer de urgencia, junto a la familia, al Hospital Ramos Mejía.

El juicio contra Gregorio Martínez, el chofer de colectivo de la línea 12 que en octubre de 2009 chocó contra un patrullero de la Policía bonaerense y mató a ocho personas que viajaban a bordo del móvil continúa ante Tribunal Oral en lo Criminal Nº 14. El hombre está acusado, además, de causarle lesiones graves a otras dos personas y lesiones leves a cuatro pasajeros del colectivo. En el debate oral, interviene el fiscal Oscar Ciruzzi.

El 18 de octubre de 2009, Petrolina Jiménez Machacuay fue hasta el Hospital Interzonal General Agudos “Dr. Pedro Fiorito” de Avellaneda luego de descompensarse en su casa. Como allí rechazaron atenderla, le pidieron ayuda a la Comisaría 3ª de Avellaneda para que la trasladen hacia el Hospital Ramos Mejía, en la Ciudad de Buenos Aires. Junto con los efectivos Sebastián Consentido y Ángel Galluelo, en la caja camioneta policial viajaban los hijos y nietos de la mujer, que se movilizaba en silla de ruedas.

Pasada la medianoche, mientras circulaban por la Avenida Juan de Garay con la sirena prendida, fueron embestidos en el cruce de la calle Combate de los Pozos por el colectivo que manejaba Martínez. Según la investigación, el ómnibus circulaba a una velocidad de entre 70 y 80 kilómetros por hora. Como consecuencia del impacto, ocho de los nueve ocupantes de la camioneta fallecieron. Además, un peluquero que estaba por cruzar la calle fue embestido por la unidad de la línea 12, lo que le ocasionó lesiones graves.

Según el requerimiento de elevación a juicio realizado por la fiscal Silvana Russi, antes del incidente de tránsito y durante gran parte del trayecto, Martínez excedió los límites de velocidad máxima permitida y, en varias ocasiones, “se vio impedido de prestar la debida atención al tráfico ya que mantuvo conversaciones con los conductores de otros colectivos de la misma línea”.

Los jueces Hugo Cataldi, Beatriz Bistué de Soler y Miguel Caminos escucharon hasta ahora el testimonio de algunos ocupantes del colectivo y de peritos que intervinieron en la causa. Los delitos de “homicidio culposo en concurso ideal con lesiones graves y leves” prevén una pena de hasta cinco años de prisión. El juicio continuará la próxima semana, con el testimonio de otros pasajeros.