30 de mayo de 2024
30 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Tras un dictamen del fiscal federal Enrique Senestrari
Córdoba: la Cámara Federal apartó al juez Bustos Fierro en una megacausa por trata de personas
El magistrado había dictado el sobreseimiento de más de treinta colombianos acusados de conformar una asociación ilícita cuyo objetivo era la captación, traslado y explotación de inmigrantes en talleres clandestinos dedicados a la confección de cestos de mimbres, en el marco de una investigación en la cual se logró rescatar a 200 víctimas. El representante del MPF apeló el fallo y, entre otros cuestionamientos, indicó que se omitió una valoración integral de la gran cantidad de pruebas reunidas.

La Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba hizo lugar a un recurso del Ministerio Público Fiscal y, en consecuencia, ordenó el apartamiento del juez federal Ricardo Bustos Fierro en una megacausa que tenía como imputados a más de 30 personas de nacionalidad colombiana, acusadas de conformar una asociación ilícita cuyo objetivo era la captación, traslado y explotación de compatriotas en talleres clandestinos dedicados a la confección de cestos de mimbre y muebles. También, se encontraban imputados por facilitar la permanencia ilegal de extranjeros en el territorio nacional.

En el marco de la investigación, que se inició en 2013 a través de una denuncia de la AFIP, se llevaron a cabo más de 60 allanamientos en galpones y talleres distribuidos en diez provincias, procedimientos que derivaron en el rescate de más de 200 víctimas, en su totalidad inmigrantes en situación de altísima vulnerabilidad que habían sido atraídos bajo la falsa promesa de un trabajo bien remunerado y buenas condiciones. Lejos de ello, los testimonios coincidentes de las víctimas señalan que dormían en el mismo lugar donde trabajan, que la jornada laboral se extendía desde las 6:00 o 7:00 hasta las 21:00 y que la retribución económica era ínfima, sin aportes previsionales ni obra social.

Al interponer recurso de apelación y nulidad, el fiscal federal Enrique Senestrari cuestionó la totalidad de la resolución, al entender que el magistrado había omitido realizar un análisis acabado e integral del material probatorio recolectado durante la instrucción, que incluyó cientos de escuchas telefónicas, observaciones y fotografías, además del mencionado testimonio de la mayor parte de las víctimas, entre otros elementos.

En su fallo, Bustos Fierros había indicado que no existía una asociación ilícita sino “relaciones interpersonales” entre los imputados. “Aunque le cambie el nombre sigue siendo lo mismo. Ellos aprovecharon sus relaciones para delinquir en forma organizada, dialogando permanentemente por teléfono y personalmente para captar y trasladar personas de nacionalidad colombiana hacia sus talleres mediante el ofrecimiento engañoso de oportunidades laborales”, indicó Senestrari.