18 de junio de 2024
18 de junio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene el fiscal Pablo Recchini
Declaró el acusado de disparar contra un local de Nuevo Encuentro en Villa Crespo
Alejandro Fabián Sidero fue aprehendido el viernes luego de su regreso a la Argentina proveniente de Estados Unidos y en la misma jornada prestó declaración indagatoria. El juez ordenó nuevas medidas de prueba antes de resolver la situación procesal del imputado.

El propietario del arma con la que el 5 de marzo fue atacado el local del partido Nuevo Encuentro en el barrio porteño de Villa Crespo, Alejandro Fabián Sidero, fue detenido el viernes pasado, luego de que el hombre imputado por tentativa de homicidio anticipara en dos días su regreso a la Argentina. Así lo confirmó el titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción Nº44, Pablo Recchini. El mismo día de su aprehensión, declaró ante el representante del Ministerio Público Fiscal y el titular del Juzgado de Instrucción Nº23, Roberto Ponce, quien además denegó la excarcelación solicitada por la defensa. Durante la indagatoria, Sidero afirmó que se encontraba en su departamento al momento del ataque y que el arma es de su propiedad, pero negó haberla accionado. El juez, quien destacó la investigación realizada por el fiscal Recchini, debe definir ahora la situación procesal del acusado, al tiempo que ordenó diversas medidas de prueba tendientes a comprobar la hipótesis sostenida por el Ministerio Público, esto es, que Sidero disparó contra los militantes.

El presunto atacante se encontraba en Miami en un viaje de trabajo que tenía programado antes del ataque. Recchini destacó que desde su primer presentación en la causa demostró su intención de ponerse a derecho y presentarse en el proceso para ejercer su defensa.

La investigación

Con la colaboración de la Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos Cometidos en el Ámbito de Actuación del Registro Nacional de Armas (UFI-ReNAr), a cargo de Jorge Di Lello, el fiscal Recchini determinó que desde alguno de los edificios aledaños a Padilla al 800, en Villa Crespo, un vecino abrió fuego sobre la multitud con un revolver calibre .32 mm.

Luego de obtener los datos sobre los propietarios de las unidades de las torres ubicadas sobre la calle Serrano al 200 y de cruzar esa información con los registros del RENAR, el fiscal de instrucción solicitó al juez el allanamiento del departamento del imputado. Así, la Policía Metropolitana secuestró el arma, cuyo análisis por la División Balística de la Dirección de Criminalística y Estudios Forenses de la Gendarmería Nacional, estableció que se trataba del mismo revolver que disparó los proyectiles que hirieron a Daiana Soto y a Florencia Gili.