09 de febrero de 2023
09 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Las víctimas podrían perder la visión del ojo intervenido
Denunciaron a una clínica oftalmológica de Paraná por mala praxis a adultos mayores
La UFI PAMI inició una investigación al haber tomado conocimiento de publicaciones periodísticas que daban cuenta de la existencia de 11 casos de afiliados al PAMI que perdieron su visión tras ser operados de cataratas en el Centro Castroviejo de la capital entrerriana.

El titular de la UFI-PAMI, Pablo Piqué, inició una la investigación contra el Centro Oftalmológico Castroviejo de la ciudad de Paraná, de la provincia de Entre Ríos, después de que 11 afiliados a la obra social denunciaran haber perdido la visión tras ser intervenidos por una cirugía de cataratas. El representante del Ministerio Público y el secretario Juan Barreiro se trasladaron a la capital entrerriana, en donde mantuvieron distintas entrevistas con los familiares de algunos de los damnificados, quienes participaron de la presentación realizada el 22 de este mes ante la Unidad Fiscal de Investigación y Litigación, con intervención de los fiscales Gervasio Labriola e Ignacio Aramberri.

Del texto de la denuncia, se desprende que en las horas posteriores a ser tratados, los pacientes comenzaron a sufrir una serie de trastornos, tales como inflamación severa y pérdida total de la visión en el ojo producto de una infección producida por la bacteria pseudonoma.

A las 48 horas del contagio masivo, los adultos mayores fueron sometidos a una cirugía de urgencia con el objetivo de frenar el avance del microorganismo. Las intervenciones se realizaron entre la noche del sábado 9 y la madrugada del domingo 10, por un cirujano que viajó especialmente desde Buenos Aires. Según los testimonios de los familiares y la información recabada por los representantes del MPF, la presencia de la pseudonoma acarrearía en los pacientes la pérdida definitiva de la vista en el ojo intervenido.

En su denuncia, la UFI PAMI sugirió la práctica urgente de distintas medidas de prueba. Durante el viernes 22, la Unidad Fiscal de Paraná efectuó un allanamiento en el instituto oftalmológico, donde se secuestraron las historias clínicas de los pacientes y equipos informáticos. De corroborarse los hechos denunciados, se estaría ante la posible comisión del delito de lesiones gravísimas, contempladas en los artículos 91 y 94 del Código Penal.