26 de mayo de 2024
26 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Presentación de la Fiscalía General N°2 ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional
El fiscal Sáenz apeló el fallo que ordena que la investigación por la muerte de Alberto Nisman vuelva a la justicia ordinaria
El representante del Ministerio Público consideró que la decisión de la Cámara Nacional de Casación Penal fue “arbitraria”.

El titular de la Fiscalía General N°2 ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, Ricardo Sáenz, presentó un recurso extraordinario contra la decisión de la Cámara Nacional de Casación Penal que había ordenado que la muerte del fiscal Natalio Alberto Nisman sea investigada por la justicia criminal y correccional nacional.

En su presentación, el representante del Ministerio Público Fiscal solicitó que sea la Corte Suprema de Justicia de la Nación la que dirima si la muerte del ex fiscal de la causa por el atentado a la sede de la AMIA, debe tramitar ante la justicia federal –como sostienen Sáenz y las querellas que representan a las hijas y a la familia del fallecido fiscal-, o si debe continuar la investigación en el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N°25. Sáenz puntualizó que “la calidad de la persona del fiscal Alberto Nisman, y la gravedad institucional que reviste el caso” ameritan la apertura de la instancia ante el máximo tribunal para determinar el conflicto de competencia.

“Se trata de la muerte violenta de carácter político (de lo cual no tengo duda) más importante e impactante en la sociedad, de este período democrático ininterrumpido que comenzara en 1983”, consideró el fiscal ante la Cámara del crimen, quien además detalló las arbitrariedades en las que, según él, incurrieron los jueces del máximo tribunal penal ordinario. Así las cosas, consideró que los camaristas tomaron una decisión “ex ante de denegar la competencia federal”.

En otro tramo del recurso, Sáenz recordó que “desde la primera instancia” en la que le tocó intervenir reclamó “que debe entender la justicia federal”. Además, analizó la situación de esa “especie de testigo-imputado que reviste Diego Lagomarsino” en la investigación por ser quien facilitó el arma a Nisman y el lugar que le asignaron los camaristas en el fallo: “¿Cómo afirmar sin incurrir en arbitrariedad, que Diego Lagomarsino (de él se trata) no es un tercero vinculado directamente a la muerte de Nisman? El imputado Lagomarsino (no indagado aún) por este delito menor, por llamarlo de algún modo, ES el tercero que la Cámara de Casación pretende que no ha existido”.

Por último, indicó que Casación había requerido hipótesis investigativas, y reseñó que solamente caben las posibilidades del suicidio, suicidio inducido u homicidio y concluyó que “todas las hipótesis de la muerte del fiscal Nisman son claramente de competencia del fuero de excepción”.