27 de febrero de 2024
27 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El hecho ocurrió en diciembre del año pasado
Elevaron a juicio oral una causa por un secuestro extorsivo
Los imputados habrían capturado a una mujer y cobrado un rescate de 160.000 pesos más joyas y relojes.

El Juzgado Criminal y Correccional Federal N°8, a cargo de Marcelo Martínez De Giorgi, clausuró la instrucción y elevó a juicio oral una causa por secuestro extorsivo. Los cinco imputados habrían raptado a una mujer y luego cobrado un rescate de 160.000 pesos. La investigación estuvo en manos del fiscal federal Ramiro González.

El hecho ocurrió en diciembre de 2014, cuando la víctima, quien cumplía arresto domiciliario dado que hacía un año había salido de prisión por haber comercializado estupefacientes, se encontraba en la puerta de su casa y fue interceptada por dos hombres que la obligaron a subirse a un auto y la trasladaron a un domicilio ubicado en la calle Capdevilla 7248 de la localidad de José León Suárez, donde estuvo cautiva hasta luego de la entrega del dinero.

Para el representante del Ministerio Público, quedó acreditado el accionar que llevaron adelante los imputados en forma organizada. Entre las pruebas que analizó la Fiscalía, figuran las declaraciones testimoniales, el acta policial de la denuncia realizada por la hija de la víctima, informes del Departamento de Secuestros Extorsivos, de la Dirección Nacional de Regulación de Transporte, entre otros documentos.

Al momento de solicitar la pena, el fiscal advirtió que quedó probado que el propósito de la organización fue el cobro del rescate. “La hija de la víctima pagó 160.000 pesos y algunos elementos de valor como relojes, cadenitas para que liberaran a su madre”. El representante del Ministerio Público explicó que la pena por el delito de secuestro extorsivo se agrava cuando el autor logra cobrar un rescate, “finalidad que persigue al mantener privada de la libertad a la víctima”. También, consideró como otro agravante el hecho de que los imputados se encontraban organizados y tenían afinidad entre sí. Dos de los acusados se encargaron de captar y cuidar a la víctima y los otros tres cobraron los 160.000 pesos.

El secuestro

La investigación comenzó el 3 de diciembre de 2014 cerca de las 17:00, cuando una mujer se presentó en la Seccional N°34 de la Policía Federal Argentina y manifestó que ese día un vecino le comentó que a su mamá la habían secuestrado dos hombres mientras se encontraba en la puerta de la ferretería ubicada en la planta baja de su casa, en la manzana 26, casa 14  de la Villa 1-11-14. Horas más tarde, los agresores se contactaron con la hija de la víctima y le solicitaron un millón de pesos para liberar a la madre antes de las 10:00 del día siguiente.

“¿Te importa la vida de tu mamá o la plata?”, le decían los captores. Los llamados telefónicos y las amenazas continuaron hasta que se concretó el pago del rescate. Los familiares sólo pudieron entregar – en el interior de uno de los pasillos de la villa 1-11-14-, unos 160.000 pesos algunas “cadenitas” y relojes. La víctima fue liberada horas más tarde cerca de su vivienda.

Los imputados fueron detenidos en el marco de los allanamientos que llevó adelante la Fiscalía junto a la División Antisecuestros de la Policía Federal Argentina. Dos de ellos fueron reconocidos por la víctima como aquellos que la sacaron de su domicilio y otro por la hija de la mujer como quien recibió el dinero del rescate.