20 de octubre de 2020
20 de octubre de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
De la audiencia participó la fiscal María Piqué
En línea con lo manifestado por el MPF, confirmaron la condena de un hombre por homicidio
Federico Scarazzini Lencina había presentado un recurso ante la Cámara Nacional de Casación contra la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal N°27 que lo condenó a once años de prisión por matar a un joven y luego amenazar a sus familiares.

La sala III de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional confirmó la condena a once años de prisión por un homicidio ocurrido en septiembre de 2013 dentro del Barrio Piedrabuena, en Villa Lugano. En la audiencia, intervino la Fiscal de la Procuración General de la Nación María Piqué, quien mantuvo los argumentos del representante del Ministerio Público en el juicio, Guillermo Pérez de la Fuente.

El 9 de septiembre de 2013, cerca de las 22:30, dentro de uno de los edificios del Barrio Piedrabuena, Federico Maximiliano Scarazzini Lencina y otro hombre se acercaron hacia la víctima. Julio Dalmario Jesús Abeldaño conversaba con sus amigos cuando el ahora condenado tomó la escopeta que llevaba su acompañante y le disparó en el pecho.

Abeldaño murió a las pocas horas, en el Hospital Santojanni. Cuatro meses después, a fines de enero de 2014, a las dos de la mañana, Scarazzini amenazó a la familia de la víctima: “los voy a matar a todos”, les dijo mientras disparaba. Los primeros días de febrero, el hombre volvió y nuevamente disparó varias veces, esta vez contra el departamento de la madre de la víctima y le gritó: “a vos también vieja p... te vamos a matar”.

En el recurso de la defensa, no se cuestionaron las amenazas pero sí la participación en el homicidio. Sostuvieron que dos de los testigos fueron contradictorios e interesados. Los jueces de Casación Pablo Jantus, Carlos Mahiques y Mario Magariños coincidieron en que, tanto el Tribunal Oral en lo Criminal N°27 como el fiscal Pérez de la Fuente, explicaron de manera contundente por qué le habían dado más credibilidad a uno de ellos por sobre el otro.

En el fallo, se tuvo en cuenta que uno de los hombres que presenció el ataque exhibió mayor predisposición para colaborar con la investigación, tanto al presentarse a declarar como cuando tuvo que describir lo sucedido. Además, ambos dijeron que el disparo había sido con una escopeta, lo que coincidió con el resultado del peritaje balístico donde se informó que los restos de bala hallados en el cuerpo de la víctima correspondían a ese tipo de arma.

Casación señaló, tal como lo había manifestado la fiscal Piqué en la audiencia, que Scarazzini  fue condenado por dos episodios de amenazas contra la familia de Abeldaño, que ocurrieron cuando se llevaba adelante la investigación por el homicidio y donde se utilizaron armas de fuego. Los jueces de la Cámara sostuvieron, además, que la pena de once años de prisión era “razonable” y señalaron que los jueces del Tribunal destacaron lo sorpresivo del ataque y que la víctima estaba desarmada.