06 de febrero de 2023
06 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervino la Fiscalía General ante el Tribunal Oral Federal de esa provincia
En un juicio abreviado, condenan a dos policías y otras tres personas por tráfico de drogas en Santa Fe
Los acusados integraban una banda que comercializaba cocaína en las ciudades de Reconquista y Avellaneda, en Santa Fe. Las penas fueron de hasta seis años de prisión.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Santa Fe condenó en un juicio abreviado a penas de hasta seis años de prisión a cinco personas por delitos relacionados con la tenencia y comercialización de estupefacientes. Entre los imputados se encuentran dos policías de la provincia, acusados de integrar una banda dedicada a la venta de cocaína en las localidades santafesinas de Reconquista y Avellaneda. En la causa intervino la Fiscalía General ante el Tribunal Oral Federal de esa provincia, a cargo de Martín Suárez Faisal.

Las actuaciones se iniciaron en octubre de 2014, a partir de una investigación realizada por la subdelegación Reconquista de la Policía Federal Argentina, relacionada a la posible comercialización de drogas en diferentes puntos de las localidades mencionadas. Tras delegar la dirección de la investigación al Ministerio Público Fiscal, se ordenaron tareas de campo, intervenciones telefónicas y escuchas directas, de las que surgió que el responsable sería Gonzalo Tortul Pérez, quien a su vez adquiría la mercancía a la pareja integrada por Carlos Arce y Romina Sánchez, a su vez abastecidos por dos miembros de la policía provincial: Gustavo Gribaldo y Ariel Bustos.

Ante este escenario, se ordenaron allanamientos simultáneos en los domicilios de los acusados, el 21 de septiembre de 2016. Ese mismo día, se tomó conocimiento de que Bustos y Arce habían concretado un encuentro en la ciudad de Santa Fe. Tras ser identificados, ambos fueron detenidos, secuestrándose del auto de Bustos un trozo compacto de cocaína, dos celulares, un chaleco policial, dinero en efectivo y dos credenciales de policía. De la requisa practicada sobre el vehículo de Arce, en el que también se encontraba su pareja Sánchez, se hallaron treinta mil pesos para el pago.

Mientras tanto, en el domicilio de Tortul Pérez, se secuestraron un celular, documentación, un arma con municiones y dos mil novecientos treinta pesos, mientras que en la vivienda de Arce y Sánchez se hallaron una balanza de precisión, dos tablets, dos celulares y más dinero en efectivo. En la casa de Bustos se incautó una caja con cocaína (206,70 gramos), indumentaria policial, un disco rígido externo, cartuchos de gas lacrimógeno, municiones y una máquina para contar billetes. En tanto, en el domicilio de Gribaldo no se hallaron elementos de interés y, al no haber estado presente al momento del operativo, fue detenido seis días después cuando se presentó espontáneamente ante las fuerzas policiales.

En febrero de 2017, el juez instructor dictó el procesamiento de Arce como presunto autor del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por la participación de tres o más personas, y de Bustos y Gribaldo en relación al mismo delito, agravado además por ser funcionarios públicos encargados de la prevención y persecución del delito de tráfico de estupefacientes, por lo que se convirtió en prisión preventiva la detención que venían cumpliendo. Seis mese más tarde, fue detenido Tortul Pérez, y en septiembre fue indagada Romina Sánchez, quien quedó detenida en el acto. Ambos fueron procesados: Tortul Pérez por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por la participación de tres o más personas, y Sánchez por el delito de comercialización, con el mismo agravante.

El fiscal Suárez Faisal solicitó que se imprimiese a la causa el trámite de juicio abreviado, con la conformidad de los acusados y sus respectivas defensas. El juez de Cámara José María Escobar Cello hizo lugar al pedido

Después de que se requiriese la elevación a juicio de los imputados, el fiscal Suárez Faisal solicitó que se imprimiese a la causa el trámite de juicio abreviado, con la conformidad de los acusados y sus respectivas defensas. El juez de Cámara José María Escobar Cello hizo lugar al pedido y, tras dar por acreditadas las acusaciones y los vínculos entre los encartados, condenó a Bustos y Gribaldo por tenencia con fines de comercialización y comercialización de estupefacientes, respectivamente, en ambos casos agravada por su calidad de funcionario público encargado de la prevención o persecución del delito de tráfico de estupefacientes, a la pena de seis años de prisión, y multa de seis mil pesos, de acuerdo  a los artículos 5 inc “c” y 11 inc “d” de la Ley N° 23.737.

También se señaló a Arce, Sánchez y Tortul Pérez como autores del delito de comercialización de estupefacientes (artículo 5 inc “c” de la ley 23.737), con una pena de cuatro años y seis meses de prisión y una multa de cuatro mil quinientos pesos, además de declarar reincidentes a Arce y Sánchez, por haber sido ya condenados en una causa previa que tramitó en ese mismo fuero, conforme lo estipulado en el artículo 50 del Código Penal de la Nación. Además, se impusieron las costas del juicio a los condenados y se dispuso la destrucción del estupefaciente secuestrado y el decomiso del dinero incautado (más de cincuenta mil pesos en total), en conformidad con el art. 23 del Código Penal y el art. 30 de la ley 23. 737.