20 de mayo de 2024
20 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En el juicio intervino el fiscal José Ignacio Candioti, con la colaboración de la Dovic
Entre Ríos: primera condena por trata laboral
Un hombre fue condenado a tres años de prisión de cumplimiento condicional por haber sido considerado culpable de haber captado y acogido con fines de explotación laboral al menos a seis víctimas en situación de vulnerabilidad en un predio dedicado a la actividad forestal. El Tribunal, además, hizo lugar al pedido del fiscal de investigar a los dueños del campo.

El Tribunal Oral Federal N°1 de Paraná condenó hoy a un hombre a tres años de prisión de cumplimiento condicional por haberlo encontrado culpable de haber captado y acogido con fines de explotación laboral al menos a seis víctimas en situación de vulnerabilidad, en un predio dedicado a la actividad forestal ubicado en la localidad de Los Charrúas, departamento de Concordia. Se trata de la primera condena por este delito en la provincia de Entre Ríos.

Además, el Tribunal hizo lugar al pedido del fiscal José Ignacio Candioti de investigar a los dueños del campo, reclamo que ya había realizado también Marcelo Colombo, titular de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex) en la denuncia que dio origen a la causa.

Los trabajadores, quienes realizaban tareas de desmonte de eucaliptus, habitaban en precarias casillas de madera, en condiciones de hacinamiento, sin agua corriente, energía eléctrica, baño y servicios básicos indispensables. Además, no contaban con la ropa y elementos de seguridad requeridos para la tarea que desarrollaban, ni estaban registrados.

El juicio comenzó el 19 de agosto y en sus alegatos el representante del Ministerio Público Fiscal solicitó la pena de cuatro años y seis meses de prisión. Por pedido de Candioti, la causa contó con la colaboración de la Dirección de Orientación, Acompañamiento y Protección a Víctimas (Dovic).

La gestora de la DOVIC en Paraná, María Noé Gonzalez Igartúa, intervino en la relocalización de las víctimas, en articulación permanente con el Programa Especial de Atención a Víctimas de Trata y Explotación de la misma Dirección, quienes conjuntamente con el Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (RENATEA) llevaron adelante ese proceso, logrando que dos de las víctimas declararan en una de las audiencias.