01 de febrero de 2023
01 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Escuchas ilegales: Para el fiscal, "está probada la relación entre Macri y el 'Fino' Palacios"
El fiscal federal Jorge Di Lello apeló hoy el fallo en la causa por las escuchas ilegales donde se encuentra procesado el jefe de gobierno porteño. La semana pasada, el juez Sebastián Casanello había elevado a juicio oral el expediente y había declarado la nulidad del requerimiento de elevación a juicio de la fiscalía y las querellas en relación a Macri.

El fiscal federal Jorge Di Lello apeló hoy el fallo en la causa por las escuchas ilegales donde se encuentra procesado el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri. La semana pasada, el juez Sebastián Casanello había elevado a juicio oral el expediente y había declarado la nulidad del requerimiento de elevación a juicio de la fiscalía y las querellas en relación a Macri, por considerar que la decisión de concluir la instrucción había resultado "prematura y carente de pruebas que la respaldaran".

El representante del Ministerio Público sostuvo que "no tiene asidero que se esboce que la imputación que pesa sobre el encartado solo se apoya esencialmente en la estructura burocrática del gobierno que encabeza". Y citó parte del fallo de la Sala I de la Cámara Federal: "tanto el Jefe como el sub jefe de la Policía Metropolitana son designados por el Jefe de Gobierno".

Para el fiscal, quedó acreditado que fue Macri quién convocó al ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge "Fino" Palacios y no el ministro de Seguridad de la Ciudad Guillermo Montenegro. En el escrito, explicó además que la confianza entre el jefe de Gobierno y Palacios fue confirmada por diversos testimonios y que se remontaba "al año 1991, a partir del secuestro" del ahora alcalde porteño.

En base a esto, sostuvo que siempre estuvo "hartamente probada la relación directa de Macri con Palacios, aún mas allá de sus respectivas funciones", por lo que cuestionó que a esta altura de la causa el juez pretenda que la imputación a Macri "se apoya esencialmente en la estructura burocrática del gobierno”.

En el escrito, explicó también que esta nueva valoración que realiza el juez sobre cuestiones ya dirimidas "va en detrimento directo de la garantía del derecho de defensa en juicio de sus restantes consortes, a quienes, siguiendo éste criterio, también debería dárseles la oportunidad de que peticionen nueva prueba para sus defensas."

En el recurso de apelación, el fiscal consideró que el juez, al interpretar que la investigación respecto del jefe de Gobierno no está cerrada, "sustrajo valor objetivo a los hechos ya probados, minimizando lo que ha sido una más que extensa instrucción en la que la parte interesada, ha tenido innumerables oportunidades de ejercer su defensa".

Además, insistió en que para decidir sobre el valor de las pruebas con respecto a los hechos está el debate oral e hizo hincapié en los 5 años que pasaron desde que se iniciaron las actuaciones. Para ello, citó parte de un escrito de la sala II de la Cámara Federal donde se explica que prolongar la instrucción para dirimir allí la responsabilidad del imputado "atentaría contra el ejercicio adecuado y eficaz de la administración de justicia y afectaría la garantía constitucional de la defensa en juicio,  comprensiva del derecho de toda persona encausada a ser juzgada en un plazo razonable".

Es decir que, según el fiscal, durante la instrucción solo se debe llegar a un juicio de probabilidad suficiente para determinar si corresponde sobreseer o bien elevar a juicio respecto del involucrado, "siendo éste el límite de la instrucción".

Di Lello señaló que con la decisión de apartar a uno de los integrantes de la asociación ilícita mientras se eleva a juicio a los restantes, "se estaría violentando la garantía de defensa en juicio del involucrado, toda vez que éste se hallaría en un futuro inmediato en la tesitura de tener que enfrentar un juicio en soledad, sin poder contar con la investigación integral de la hipótesis delictiva que comparte con sus consortes".

El fiscal advirtió además sobre posibles pronunciamientos contradictorios sobre un mismo suceso "en caso de que el proceso que hoy continua, obtenga una decisión anticipada al de la situación procesal de Mauricio Macri".

La causa

En el expediente se investiga la existencia de una asociación ilícita dedicada a realizar escuchas ilegales de las comunicaciones del cuñado del propio Macri, Néstor Leonardo, y del familiar de víctimas del atentado a la AMIA Sergio Burstein, entre otros.

La semana pasada, el juez Casanello envió a juicio oral al ex ministro de Educación porteño, Mariano Narodowski; a los ex jefe y subjefe de la Policia Metropolitana Jorge Alberto Palacios y Osvaldo Chamorro; al policía Ciro James, y a funcionarios policiales y judiciales de la provincia de Misiones.

Para Casanello, las pruebas reunidas en la causa fueron "insuficientes a esta altura del proceso para avanzar hacia el juicio oral, con fundamento en la atribución de responsabilidad penal", con respecto al jefe de Gobierno y por lo tanto ordenó reabrir la instrucción. También, dispuso escuchar en declaración testimonial al ministro Guillermo Montenegro y solicitó informes a la Inspección General de Justicia respecto de una empresa de seguridad privada.

Cabe recordar que Macri se encuentra procesado en la causa por ser considerado "coautor del delito de falsedad ideológica en concurso ideal con el delito de violación de secretos y de la privacidad agravado por haber sido cometido por un funcionario público que abusó de sus funciones, los que a la vez concurren en forma real con ser autor del delito de asociación ilícita en calidad de miembro".