05 de febrero de 2023
05 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
A partir de un pedido de la Corte Suprema de Justicia de Lima, República de Perú.
Extraditarán a un hombre para que se lo juzgue por un hecho cometido en el 2009
El juez Sebastián Cassanello hizo lugar al pedido para que César Morán de la Cruz sea juzgado por haberle disparado a una mujer en el estómago, y a su hija en la pierna, a raíz de un conflicto vecinal. El imputado cumple tres condenas en Argentina, dos por homicidio y otro por coacción.

El juez Sebastián Casanello, a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº7, resolvió declarar procedente la solicitud de extradición de un hombre de nacionalidad peruana requerida por el 1º Juzgado Mixto del Módulo Básico de Justicia de El Agustino de la Corte Suprema de Justicia de Lima, República de Perú, para que sea juzgado por un doble homicidio en grado de tentativa.  César Morán de la Cruz había disparado a una mujer y su hija con motivo de una discusión entre vecinos. El hecho tuvo lugar en mayo de 2009.

El martes de esta semana, se llevó adelante el debate oral y público para determinar si se hacía lugar al pedido de la Corte de Justicia de la Nación de Lima, para que César Morán de la Cruz sea juzgado en su país de origen. El fiscal federal Diego Iglesias consideró que el requerimiento de extradición se encuentra ajustado al régimen legal y convencional aplicable, por lo que solicitó que se conceda la petición.

Asimismo, como el imputado cumple tres condenas en Argentina, el representante del Ministerio Público pidió que Morán de la Cruz sea, en todo momento, mantenido bajo custodia por parte del Estado de la República de Perú, hasta tanto sea devuelto a la Argentina para que concluya con esas sentencias.

Dos de las penas corresponden al delito de homicidio y otra al de coacción. En los hechos por homicidio el imputado fue juzgado por el Tribunal Oral Criminal Nº20 y 24 y ambos le dieron 15 años de prisión, aunque aún no están firmes. En el caso del proceso por amenazas coactivas doblemente agravadas con robo agravado, el Tribunal Oral Criminal Nº2 firmó un juicio abreviado, y condenaron a Morán a la pena de cinco años.