24 de junio de 2018
24 de junio de 2018 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervino la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°61
Flores: encontraron a la joven que estaba desaparecida
Se trata de Priscila Acosta, de 20 años de edad. La mujer estaba encerrada en una vivienda de la Avenida Rivadavia al 5400.

La Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 61, a cargo de Andrea Giudice, Secretaría de la Dra. María Garello, informó hoy que se ubicó a Grisel Priscila Acosta, la joven que era buscada desde la noche del viernes pasado, cuando se ausentó de la vivienda familiar -en el barrio porteño de Flores- y cuya desaparición fue denunciada, en la madrugada del sábado, en la Seccional N°38 de la Policía de la Ciudad.

Hallazgo

Ayer por la tarde –tras la difusión de la búsqueda de la joven- se informó a la fiscalía que la joven se encontraba internada en el Hospital Durand, con consigna policial, por disposición del Juzgado Nacional de Menores N°1. Ello en virtud de que, al ser encontrada en el balcón de un departamento de la Avenida Rivadavia al 5400, la joven dijo tener 16 años de edad.

Asimismo, tal como se pudo reconstruir, en la medianoche del lunes, una vecina vio a Acosta en un balcón del piso 14 del edificio que habita en la citada avenida y, atento a que dicho departamento se encontraba cerrado desde hacía unos tres años, avisó a la Seccional N°12.

Al llegar al lugar, personal policial encontró a la joven, quien manifestó haber entrado a la vivienda en compañía de un hombre llamado José, quien la dejó allí encerrada. Finalmente Acosta fue liberada, y salió al pasillo portando consigo una bolsa de cartón con un nebulizador, un cubrecama y un llavero con tres llaves. Asimismo, los efectivos policiales constataron que en el interior del inmueble estaba la luz encendida, la persiana levantada, todo revuelto, un vidrio roto y que había una manguera que colgaba, desde la terraza del edificio, hacia el balcón de la unidad.

Ayer, tras ser informados del hallazgo, los padres de la joven se acercaron al Hospital Durand y se reencontraron con su hija, quien permanecía allí internada, a la espera de nuevos estudios médicos.