31 de enero de 2023
31 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervención de la fiscal general subrogante Marisa Vázquez
Formosa: penas de hasta diez años de prisión para los integrantes de una banda dedicada al narcotráfico
Integraban una organización que fue desbaratada tras un operativo en el que fueron decomisados más de 1300 kilos de marihuana ocultos en un cargamento de carbón vegetal.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Formosa condenó a penas de entre seis y diez años de prisión a seis hombres acusados de tráfico de estupefacientes. Los jueces Ramón González, Eduardo Belforte y Juan Manuel Iglesias hicieron lugar al pedido de la fiscal Marisa Vázquez y condenaron a Enrique Marín, Héctor Cornette, Omar Pigato, Enzo Bassetti, Osvaldo Brandolín y José Luis Peralta al considerarlos penalmente responsables del delito de transporte de estupefacientes con fines de comercialización, agravado por el número de personas, después de un operativo en el que fueron decomisados más de 1300 kilos de marihuana escondidos entre un cargamento de carbón vegetal.
Las actuaciones se originaron el 9 de diciembre de 2014, cuando personal de Gendarmería Nacional se encontraba desarrollando tareas de investigación en la ciudad formoseña de Clorinda. En esa ocasión, tomaron contacto con una persona que quiso aportar información sobre un hombre residente de esa misma localidad, y que se dedicaba al tráfico de estupefacientes.
El declarante también manifestó que la modalidad implementada para el tráfico consistía en ingresar la droga por zonas fronterizas, luego se acopiaba en Formosa y se la acondicionaba en camiones de carga entre mercadería legal para luego trasladarla a distintos destinos fuera de la provincia.
A través de tareas de observación e intervenciones telefónicas, se pudo obtener información certera sobre una operación de traslado de una importante carga de estupefacientes  adquirida en la República del Paraguay, con destino a la provincia de Río Negro y también a Chile.
Las tareas de investigación pudieron determinar la existencia de una organización delictiva conformada, entre otros, por Pigato, Bassetti, Peralta, Bandolín, Marín y Cornette. Se determinó que los dos primeros aportarían el capital económico, mientras que el tercero en la lista sería un colaborador de confianza de ambos. Según la pesquisa, los proveedores de la carga serían otros dos sospechosos que se encuentran prófugos.
El 13 de octubre de 2015 se logró el secuestro de un camión con semirremolque, en el cual se transportaban 1376 kilos de marihuana, acondicionados entre bolsas de carbón general, en un operativo sobre la ruta nacional N° 95. En esa oportunidad se detuvo al conductor del vehículo, Marín, y también a Cornette, su acompañante, quienes habrían efectuado la carga del camión en un campo propiedad de Brandolín. Además, se realizaron otras tareas investigativas que permitieron individualizar los roles que cada uno de los acusados tenía en la organización.
En su requerimiento de elevación a juicio, la fiscal de instrucción Marisa Vázquez consideró probado que los seis imputados eran parte de una banda dedicada al narcotráfico. Respecto a Pigato, residente de Santa Fe, la representante del Ministerio Público Fiscal destacó que el acusado se dedicaba al negocio del transporte de carbón, y que en las distintas intervenciones puede escuchárselo hablar en código con otros de los imputados, en diálogos que denotan que fue el organizador del transporte de la mercadería, de la cual tenía total conocimiento.
De igual manera, se resaltó que Bassetti, también oriundo de Santa Fe y de profesión abogado, se desempeñaba en el mismo rubro de transporte de carbón en calidad de financista y presidente de la sociedad que tenía junto a Pigato, por lo que el vínculo entre ambos quedó comprobado. Por su parte, se demostró que Peralta, también de Santa Fe y policía jubilado de dicha provincia, era una figura de suma confianza de Pigato, y que había sido quien efectuó los contactos operativos en el campo de Brandolín (donde además funciona una carbonera), en donde el camión permaneció por más de ocho horas para condicionar y camuflar su carga, como se desprende del monitoreo satelital realizado sobre el vehículo.
Atento a los pedidos de penas presentados por la fiscalía, el Tribunal Oral condenó a todos los imputados por el delito de transporte de estupefacientes con fines de comercialización agravado por el número de intervinientes. En el caso de Marín, la pena fue de ocho años de prisión y una multa de ocho mil pesos al considerarlo coautor materialmente responsable; mientras que Pigato, Bassetti y Brandolín recibieron condenas de diez, ocho y siete años y seis meses de prisión, respectivamente, en su rol de partícipes necesarios, al igual que Peralta, sobre quien también recayó una pena de siete años y seis meses. En el caso de Cornette, la condena fue de seis años de reclusión y cinco mil pesos de multa por su condición de partícipe secundario.