27 de mayo de 2024
27 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervino la Fiscalía Federal de Quilmes
Investigan el secuestro de un hombre en Florencio Varela
La víctima estuvo siete días en cautiverio y fue liberada luego de que su ex pareja pagara 210.000 pesos.

Néstor Adrián Rigonatto, interinamente a cargo de la Fiscalía Federal de Quilmes, cuya titular es Silvia Cavallo, y el titular de la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (UFESE), Santiago Marquevich, investigan el secuestro extorsivo sufrido la semana pasada por un hombre en la localidad bonaerense de Florencio Varela. La víctima permaneció siete días en cautiverio hasta que finalmente fue liberada luego de que sus familiares pagaran 210.000 pesos.

El sábado 10 de septiembre, alrededor de las 23 horas y tras dejar a sus hijos de 17 y 21 con su ex pareja en la localidad de Ezpeleta, el hombre circulaba en su Toyota Hilux con dirección a una fiesta de la comunidad boliviana en el barrio conocido como Kilómetro 26, cuando fue interceptado por un Renault Laguna. Los captores lo obligaron a subir al auto, y lo llevaron vendado hasta el lugar de cautiverio donde, según declaró, estuvo encadenado a un ropero y a oscuras.

Los captores se comunicaron con su ex pareja recién el domingo 11 a la noche, y le exigieron $500.000 pesos por su liberación, pero como la mujer les dijo que no tenía ese dinero, le dieron directivas para que encontrase la camioneta de la víctima y la vendiera para pagar el rescate.

Así, al día siguiente del secuestro, cerca de las 19 horas, la mujer encontró el vehículo estacionado sobre la calle Baldomero Fernández al 1200, en la localidad bonaerense de Ingeniero Allan. La mujer recorrió distintas concesionarias hasta que logró vender la camioneta.

El 17 de septiembre, junto al hermano de la víctima, se dirigieron al interior del barrio “Pepsi”, ubicado sobre la ruta 36, en el partido de Florencio Varela y pagaron 210.000 pesos. Posteriormente, el hombre fue liberado en la localidad de Claypole.

En el marco de la investigación, la fiscalía intervino 17 líneas telefónicas a fin de dar con los captores, quienes se comunicaban siempre desde un mismo teléfono. Además, en el caso trabajaron conjuntamente la Delegación Departamental de Investigaciones de Quilmes y la División Operativa Sur de la Policía Federal Argentina.