27 de febrero de 2024
27 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N°31 investiga el hecho
Investigan la muerte de una joven que falleció por las secuelas de una golpiza que le dio su novio
Representantes de la DOVIC y del Programa de Políticas de Género se reunieron con la fiscal y la familia de la víctima para analizar cómo continua la investigación en el caso de una joven que falleció por las secuelas derivadas de una golpiza que le dio su novio, ocho meses atrás.

Estela Andrades, interinamente a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°1, interviene, junto al Programa de Políticas de Género y la Dirección de Orientación, Acompañamiento y Protección a Víctimas (DOVIC) de la Procuración General de la Nación, en la investigación por la muerte de Suhene Carvalhaes Muñoz, una joven que falleció el pasado 6 de marzo, tras sufrir golpes por parte de su novio, ocho meses antes.

Suhene, de 26 años, y Damián Ariel Loketek, se conocieron cuando trabajaban en la empresa de informática IBM. Luego, se pusieron de novios y comenzaron la convivencia en un departamento de Echeverría y Moldes, en el barrio porteño de Belgrano. El 18 de julio de 2014, tras una salida a cenar, regresaron a la vivienda y comenzaron a discutir, ya que la chica quería estudiar para un parcial de la carrera de veterinaria, que cursaba en la Universidad de Buenos Aires.

La discusión continuó hasta que Loketek comenzó a pegarle y ahorcarla. A raíz de los gritos de la chica, los vecinos dieron aviso a la policía e intentaron intervenir. Al llegar, los efectivos de la Comisaría N°33 trasladaron a la chica a la dependencia judicial, donde le recibieron la denuncia y debió esperar para ser revisada por un médico legista.

Al día siguiente, Suhene fue asistida en la Clínica Adventista, dado que se quejaba de fuertes dolores de cabeza, los cuales se fueron acrecentando con el correr del tiempo. Dos meses después, tuvo que ser internada durante veintiún días en terapia intermedia en el Hospital Alemán, donde los médicos le diagnosticaron una “trombosis vascular con hidrocefalia de carácter traumático”. Al recibir el alta, la chica continuó padeciendo los dolores de cabeza, al extremo que debió abandonar sus estudios y fue despedida de su trabajo.

La investigación se inició ante el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N°31, a cargo de Susana Castañera, quien delegó la investigación en la Fiscalía de Instrucción N°1. El 20 de diciembre pasado, Loketek se presentó a declarar ante la jueza, quien le dictó la falta de mérito.

Ante esto, la fiscal Andrades, solicitó a las distintas clínicas donde fue atendida la víctima la remisión de las historias clínicas, a fin de que fueran analizadas y se expidieran respecto al cuadro de trombosis traumática que presentaba Suhene.

La representante del Ministerio Público, ya con todas las Historias Clínicas  había solicitado una experticia médica a los facultativos del Cuerpo Médico Forense,  oportunidad en que se produjo la muerte de Suhene, el 16 de marzo pasado, a casi ocho meses de la golpiza. Frente a esto, Andrades le requirió al juez una serie de medidas entre las cuales se pedía la exhumación del cuerpo de la víctima para realizar una nueva autopsia. Sin embargo, el Juzgado decidió reasumir la investigación y a pesar de que la Fiscalía reiteró la solicitud para exhumar el cuerpo de la chica para una nueva autopsia, a la fecha, el juzgado no ha cumplimentado el pedido.

En este escenario, Andrades se reunió con familiares de Suhene y representantes de la DOVIC, a cargo de Malena Derdoy, y del Programa de Políticas de Género, que dirige Romina Pzellinsky, a fin de orientar y contener a los familiares de Suhene, quienes solicitan presentarse como parte querellante en la investigación contra Loketek.