09 de agosto de 2022
09 de agosto de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°46
Investigan las causales de la muerte de Carlos Alberto Liñani
El hombre fue encontrado ayer a la noche, en el interior del departamento en el que residía, en el barrio porteño de Palermo. Se esperan los resultados de la autopsia y los peritajes encomendados a la Unidad Criminalística Móvil de la Policía de la Ciudad.

La Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°46, a cargo de Adrián Pérès, investiga el hallazgo del cuerpo sin vida de Carlos Alberto Liñani, de 48 años, ocurrido ayer cerca de las 20 horas en el interior del departamento que el hombre habitaba en la calle Soler al 6000, en el barrio porteño de Palermo.

De acuerdo lo informado por la Fiscalía, la investigación se encuentra en un estado incipiente y la principal hipótesis es la de un suicidio. Sin embargo, se espera el informe de la autopsia practicada por el Cuerpo Médico Forense y los resultados de los peritajes encomendados a la Unidad Criminalística Móvil de la Policía de la Ciudad.

Ayer, cerca de las 19.30 horas los vecinos del edificio de Liñani llamaron al 911 y denunciaron que un fuerte olor a gas emanaba de su departamento. Así, al llegar el personal de la Comisaría Vecinal 14 B y del Cuerpo de Bomberos de la Policía de la Ciudad, constataron que la puerta de acceso a la vivienda se encontraba cerrada, con las llaves colocadas en la cerradura del lado de adentro y no estaba forzada.

Al ingresar al departamento, la policía encontró a Liñani tendido en el living del inmueble. A su lado se encontró una manguera plástica que, en un extremo estaba conectada a un caño de gas flexible de la cocina y en el otro una mascarilla de goma, al tiempo que las ventanas y puertas estaban selladas con cinta desde adentro. Asimismo, se encontraron cartas que habría escrito el hombre a sus familiares y allegados, las cuales fueron secuestradas por la Fiscalía.

El MPF no descarta ninguna hipótesis, aunque la policía informó que el interior del departamento estaba ordenado, la puerta de acceso no estaba forzada y el cuerpo de Liñani no presentaba signos de violencia.