08 de febrero de 2023
08 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Los hechos ocurrieron en el 2004 y 2008
La fiscal Baigún pidió 4 años y 8 meses de prisión para D'Elia por la “toma” de la Comisaría 24ª y el desalojo de una manifestación de la Plaza de Mayo
La representante del MPF tuvo acreditado que el dirigente político cometió los delitos de instigación a cometer delitos, atentado a la autoridad calificado, usurpación, daño agravado, privación ilegal de la libertad e intimidación pública.

La titular de la Fiscalía General ante los Tribunales Orales Federales Nº 3, Gabriela Baigún, alegó ayer en la causa seguida a Luis D'Elia por la “toma” de la Comisaría 24ª del barrio porteño de La Boca en 2004 e intimidación pública en la Plaza de Mayo en 2008. La representante del MPF requirió al Tribunal Oral Federal Nº 6 que imponga al dirigente político la pena de 4 años y 8 meses de prisión y de inhabilitación para ejercer cargos públicos por el doble del tiempo de la condena, por considerarlo responsable de atentado a la autoridad agravado, lesiones en concurso real con instigación a cometer delitos, daño agravado, privación ilegal de la libertad y usurpación.

En relación a los otros dos imputados en la misma causa, Ángel Borello y Luis Bordón, la fiscal pidió que se declare extinguida la acción penal por prescripción, ya que transcurrió un tiempo mayor al máximo de pena de los delitos imputados entre la fecha del hecho y el primer llamado a indagatoria.

La audiencia comenzó en la mañana y culminó cerca de las 15.00. La fiscal Baigún argumentó su acusación durante más de cuatro horas. Para la representante del MPF, Luis D'Elia, “instigó públicamente a un número indeterminado de personas que se habían reunido en el lugar a cometer el delito de daño contra los patrulleros y a usurpar las dependencias de la Comisaría 24ª, como así también a prender fuego la misma”.

Agregó que “mientras duró la ocupación ilegal de la Comisaría 24, D'Elía, a través de la ventana de la oficina del Comisario que se hallaba abierta, instigó públicamente a un número indeterminado de personas que se encontraban apoyándolos en el lugar y en cercanías del mismo, a cometer el delito de daño contra los patrulleros que estaban allí y a prenderlos fuego. De la misma forma, intimó a este número indeterminado de personas a que convocaran a otras más para que hicieran lo propio. Fue acreditado efectivamente que los receptores de dicha determinación produjeron focos ígneos en las cercanías de la dependencia y dañaron al menos un móvil asignado a la Seccional N° 30, que se encontraba enfrente de la Comisaría N° 24”.

Hecho de Plaza de Mayo

La fiscal además consideró acreditado que durante la noche del 25 de marzo de 2008, D’Elía se desplazó desde el Obelisco junto a un numeroso grupo de seguidores e irrumpió en la Plaza de Mayo para suscitar tumultos y desórdenes e infundir un estado de temor público entre el grupo de personas que se encontraban manifestándose pacíficamente contra las decisiones adoptadas en materia agropecuaria por el gobierno nacional.

Sobre estos hechos, la fiscal Gabriela Baigún explicó que tuvo por acreditado que el imputado realizó, entre otras cuestiones, amenazas públicas en distintos medios de comunicación, adelantando que junto a sus seguidores se haría presente en la Plaza de Mayo a los fines de desalojar a aquellos que se manifestaban en contra del gobierno nacional.

Los agravantes

Al momento de solicitar la pena la representante del MPF habló de los agravantes. Al respecto indicó que a Luis D'Elía su calidad de líder le imponía tener una conducta ejemplificativa, como así también se lo exigía su condición de diputado provincial y su calidad de educador.

Baigún señaló que el imputado tenía poder de convocatoria que le generaba una suerte de posición de garante respecto de las masas que lidera, y que su formación fue lo que le permitió ser diputado y docente, lo que sin duda le posibilitó una efectiva comprensión del injusto.