29 de enero de 2023
29 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Requerimiento de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°4
La Fiscalía pidió indagar a tres policías por agredir a dos personas en Villa Lugano
Los imputados son efectivos de la Unidad de Prevención Barrial N°7. Tras una discusión, amenazaron a la mujer, agredieron a su hijo y dañaron los vidrios de la vivienda.

La titular de la Fiscalía Criminal de Instrucción N°4, Cristina Caamaño Iglesia Paiz, le solicitó al juez Gustavo Pierretti que indague a Yamila Radinovich, Jorge Alagastino y Jonathan Ysla, agentes de la Unidad de Prevención Barrial N°7 de la entonces Policía Federal Argentina, por amenazar a una mujer, agredir a su hijo y romper los vidrios de la vivienda que habitaban en el barrio “Ciudad Oculta” de Villa Lugano.

El hecho tuvo lugar el 2 de febrero de 2015. Aquel día, personal de las Comisarías N°42 y N°48 de la Policía Federal Argentina concurrieron por un incidente en el barrio “Los Perales”. Luego de la intervención, cuando los efectivos policiales se retiraban, la agente Radinovich se cruzó con la mujer, quien vivía a dos cuadras de los disturbios.

En dicha oportunidad, la víctima le refirió a la agente que no podía pasar por allí, dado que contaba con una orden de prohibición de acercamiento en su contra. Ante esto, Radinovich le habría referido que no le importaba y que la mataría a ella y su perro sino se retiraban de su vivienda.

Los agentes Alagastino e Ysla –que acompañaban a Radinovich- retrocedieron sobre sus pasos y solicitaron apoyo policial a través de la radio, por lo que la víctima ingresó a su vivienda, mientras que Radinovich –quien no contaba con ninguna orden judicial- también lo hizo.

Mientras ambas mujeres forcejeaban, Alagastino, Ysla y otros tres agentes –aún no identificados- rompieron los vidrios de dos ventanas de la vivienda, con sus tonfas reglamentarias, y arrojaron gas pimienta hacia el interior de la casa.

La situación motivó que el hijo de la víctima tratara de separar a las mujeres, pero fue abordado por Ysla y Alagastino, quienes lo tomaron fuertemente del brazo derecho –lo que le ocasionó una lesión- lo golpearon en la nuca y lo empujaron, ante lo cual el joven quiso correr hacia el cuarto y se cortó el pie derecho con las esquirlas de los vidrios. Tras ello, los imputados y el resto del personal policial que había sido convocado por radio, se retiró del lugar.

En su requerimiento, la fiscal Caamaño señaló que la Inspección realizada por la Gendarmería Nacional constató la rotura de las ventanas del domicilio de Díaz y acreditó el uso de gas pimienta. Asimismo, destacó que “el suceso en cuestión, el cual motivó la intervención inicial del personal de la Unidad de Prevención Barrial nro. 7 integrada por los imputados y el desplazamiento de al menos 30 efectivos policiales al lugar, no fue asentado en ninguno de los registros oficiales, al igual que sucede con la utilización del gas pimienta, cuyo uso debe dejarse debidamente asentado, nada de lo cual aconteció, lo que en definitiva evidencia la actuación irregular por parte del personal policial imputado”.

En virtud de ello la representante del Ministerio Público Fiscal le requirió al titular del Juzgado Criminal y Correccional N°33, que Radinovich, Alagastino e Ysla sean indagados por su accionar, el que constituiría vejaciones o apremios ilegales.