10 de julio de 2020
10 de julio de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En la causa participa la Fiscalía Federal de San Nicolás
La fiscalía solicitó medidas de prueba y analiza si hubo propagación dolosa de coronavirus en un templo de San Pedro
La Municipalidad de San Pedro realizó la denuncia el domingo. Se investiga si un pastor incumplió el aislamiento obligatorio cuando aguardaba los resultados del hisopado -que dio positivo- por un contacto estrecho y presentar síntomas.

En un caso en el que interviene la Fiscalía Federal de San Nicolás, a cargo de Matías Di Lello, se activaron todas las medidas sanitarias que por protocolo corresponden en relación a un pastor evangélico de San Pedro que dio positivo de COVID-19. Además, se postularon las medidas de prueba para analizar el encuadre jurídico de la causa y si existió dolo en la propagación de la enfermedad. A la par de ello se están realizando diligencias para identificar qué personas fueron contagiadas y en qué contexto.

La intervención del Ministerio Público Fiscal de la Nación se produjo tras una denuncia del Secretario de Seguridad de la Municipalidad de San Pedro realizada el domingo ante una comisaría local. El personal municipal daba cuenta allí que tomaron conocimiento por vecinos que un Pastor de la localidad estaba incumpliendo el aislamiento obligatorio.

Previo a ello, el pastor y su familia habrían sido notificados de que debían cumplir con el aislamiento social al momento de recibirse las muestras de hisopado, bajo la aclaración de que no debía recibir a nadie hasta el resultado de los análisis. Esa circunstancia se debió a que se había certificado el contacto estrecho con un caso de COVID positivo y además presentaba síntomas. Sin embargo, de acuerdo a la denuncia, envió a sus hijas ese mismo día a visitar integrantes de la comunidad religiosa y vecinos del barrio.

Iniciada la causa ante el Juzgado Federal N°2 de San Nicolás y la Fiscalía Federal, el fiscal Di Lello ordenó realizar todas las medidas sanitarias por protocolo. El pastor y su familia fueron aislados en el barrio Tiro Suizo, custodiados por personal policial. En ese sentido, la fiscalía solicitó las medidas de prueba para poder analizar el encuadre jurídico de la causa,  si existió dolo en la propagación de la enfermedad y requerir  la declaración indagatoria, que se recibiría cuando las circunstancias sanitarias lo permitan.