17 de septiembre de 2019
17 de septiembre de 2019 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía Federal de Esquel a cargo de Silvina Ávila
Los Alerces: procesaron a dos imputados por los incendios en el Parque Nacional
Lo dispuso el juez federal Guido Otranto, al resolver la situación procesal de los dos sospechosos, un poblador de la zona de 36 años y su hijo de 17. El magistrado indicó que si bien se aguarda el estudio pericial, existen elementos para considerar el carácter intencional de los dos focos de incendio investigados.

En concordancia con lo requerido por la fiscal federal de Esquel, Silvina Ávila, el juez federal de dicha jurisdicción, Guido Otranto, procesó ayer sin prisión preventiva a Ceferino Salinas, de 36 años, y a su hijo de 17 años, en orden al delito de incendio de bosques en grado de tentativa. Además, se les prohibió concurrir al Parque Nacional Los Alerces, al tiempo que deberán residir en las ciudades de Esquel o Trevelin.

Los dos hombres, que fueron detenidos e indagados el miércoles de la semana pasada, están imputados por iniciar dos focos de incendio en la tarde del 25 de enero pasado, en las inmediaciones de la despensa “La Girasola”, a cuatro kilometros de la Villa Lago Futalaufquen, los cuales fueron rápidamente controlados y extinguidos por el cuerpo de brigadistas que llegaron al lugar, alertados por un llamado a la Guardia de Incendio, Comunicaciones y Emergencias (ICE) del Parque Nacional Los Alerces.

"En principio, más allá de que esto deberá ser confirmado por un estudio pericial, puede considerarse que estos dos focos fueron intencionales. Es altamente improbable que fueran ocasionados accidentalmente, teniendo en cuenta que estaban ubicados bien adentro del monte, en un lugar prácticamente inaccesible para quien no es conocedor de la zona", señaló el magistrado.

El incendio se había iniciado alrededor de las 14 hs. y mientras los brigadistas combatían el fuego, personal de Gendarmería Nacional intentaba dar con los responsables. Fue así que, mientras un móvil circulaba por la Ruta Provincial N°71, divisó a los dos hombres que caminaban por la carretera tras salir de un campo cercano al lugar del fuego, al que habían ingresado sin autorización del dueño. Consultados sobre su presencia en el lugar, los imputados sostuvieron que venían de pescar y bañarse en el río.

Ello llamó la atención de los gendarmes, ya que ninguno de los dos portaba equipamiento de pesca ni tenía la ropa mojada. Además, eran las únicas personas que pudieron ser halladas en la zona del fuego.