27 de mayo de 2024
27 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Tras prestar declaración indagatoria ante el Juzgado Federal de Esquel
Los Alerces: un hombre quedó detenido por los incendios en el Parque Nacional
El imputado -un poblador de la zona de 36 años- fue alojado en la Unidad nº 14 del Servicio Penitenciario Federal. Tanto él como su hijo están sospechados de haber iniciado el fuego en dos focos detectados el lunes.

Ceferino Salinas, de 36 años, y su hijo menor de edad quedaron formalmente imputados bajo la sospecha de haber sido quienes iniciaron dos focos ígneos detectados durante la tarde del lunes en las inmediaciones de la Villa Lago Futalaufquen del Parque Nacional Los Alerces.

Los dos prestaron declaración indagatoria ayer en el Juzgado Federal de Esquel, en donde negaron haber estado en el lugar donde se iniciaron los incendios. Salinas quedó detenido en la Unidad nº 14 del Servicio Penitenciario Federal y su hijo "fue entregado a un adulto responsable", de acuerdo a la información oficial. El juzgado informó además que se ordenó el secreto del sumario por el plazo de diez días y la realización de varias medidas de prueba para analizar la situación procesal de los dos imputados.

En ese sentido, la Fiscalía Federal del lugar había indicado que se busca determinar si los incendios por los que fueron indagados los sospechosos guardan relación con las llamas que desde el jueves 21 de enero afectan al Parque Nacional. La semana próxima la fiscal Silvina Ávila recabará testimonios entre los pobladores del Parque ubicado a 50 kilómetros de la sede de la dependencia del MPF.

Las dos personas fueron detenidas en el marco del operativo desplegado por la Gendarmería Nacional luego de que la Guardia ICE (Incendio Comunicaciones y Emergencias) del Parque Nacional Los Alerces avisara de un nuevo incendio iniciado cerca de la despensa “La Girasola”, distante a cuatro kilómetros de la villa. Una de las patrullas integrada por guardaparques y gendarmes encontró en un sendero aledaño al lugar huellas de pisadas de una persona que se dirigía en sentido norte-sur, que pudieron ser seguidas hasta un arroyo donde se interrumpió el rastro.

Cincuenta minutos después de que se divisara el incendio, otra patrulla que recorría la ruta provincial 71 observó que dos personas se dirigían caminando por la carretera en sentido norte-sur. Habían salido recientemente de un campo al que habían ingresado por otro sector sin autorización del dueño de la propiedad y -según dijeron- venían de pescar y bañarse en el arroyo. El personal de gendarmería sospechó de la situación y dispuso la detención de los dos individuos debido a que al ser abordados no portaban equipos de pesca y tenían la ropa seca.