23 de abril de 2024
23 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Fue condenado en 2013 a un año de prisión en suspenso
Mariano Ferreyra: Locles no podrá ejercer como perito hasta 2018
El fiscal Fernando Fiszer le solicitó al Tribunal Oral en lo Criminal Nº16 que informe al Sistema Único de Administración de Peritos y Martilleros de la Justicia Nacional y Federal de la inhabilitación por tres años al Sistema Único de Administración de Peritos y Martilleros de la Justicia Nacional y Federal.

El Tribunal Oral en lo Criminal Nº16 estableció la semana pasada que el perito balístico Roberto Locles no podrá ejercer su profesión hasta junio de 2018. Locles había sido condenado, en septiembre de 2013, a un año de prisión en suspenso y tres años de inhabilitación profesional por alterar el proyectil que habría producido la muerte del joven militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra.

El perito recurrió la sentencia dictada por los jueces Gustavo González Ferrari, María Cristina Bertola e Inés Cantisani pero en mayo de 2015, la Sala I de la Cámara de Casación Federal confirmó la condena. Locles intentó presentar un recurso de queja ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que fue rechazado por el máximo tribunal el 16 de junio del año pasado.

En base a la decisión de la Corte, el Tribunal Oral realizó el cómputo de la pena y determinó que no podrá desempeñarse como perito hasta el 16 de junio de 2018. Los jueces se lo notificaron al fiscal que se desempeñó durante el juicio, Fernando Fiszer, quién les solicitó que comuniquen la inhabilitación al Sistema Único de Administración de Peritos y Martilleros de la Justicia Nacional y Federal.

Locles se notificó personalmente de la decisión ayer. Cabe destacar que, en caso de desempeñarse como perito durante este periodo, podría ser condenado por “quebrantar una inhabilitación judicialmente impuesta”, cuya pena va desde los dos meses a los dos años de prisión, según el artículo 281 bis del Código Penal. Además, se le revocaría la condicionalidad de la primera condena, según establece el artículo 27 del Código.

La condena

El juicio a Locles fue un desprendimiento de la causa principal donde se investigaba la responsabilidad de dirigentes de la Unión Ferroviaria y policías en la muerte de Mariano Ferreyra. El 22 de febrero de 2011, mientras se desempeñaba como perito de parte de uno de los acusados, participó de un junta pericial realizada en el Cuerpo de Balística de la Policía Federal. Allí, Locles golpeó contra una mesa la bala extraída del cuerpo de Ferreyra, lo que generó “leves aplastamientos en la parte de su ojiva y cuerpo, más específicamente donde se hallaban las deformaciones lineales y paralelas que presentaba el proyectil”.