23 de junio de 2024
23 de junio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervino la Fiscalía Federal de Eldorado
Más de cinco años de prisión por contrabando de armas de guerra
Fue en el marco de un trámite de flagrancia. Además, el acusado, de nacionalidad brasileña, había intentado huir de la celda donde estaba detenido en el Escuadrón 13 de la Gendarmería Nacional, en la localidad misionera de Iguazú.

Con la intervención de la titular de la Fiscalía Federal de Eldorado, Liliam Delgado, el pasado 10 de febrero se celebró una audiencia multipropósito, en el marco de un procedimiento de flagrancia, la que concluyó con una condena de cinco años y dos meses de prisión, multa mínima, accesorias legales y costas, para el ciudadano brasileño Jorge Diego Andrade Alves, en orden a los delitos de contrabando de armamento y evasión en grado de tentativa.

La investigación contra Andrade Alves se había iniciado en la noche del 6 de diciembre de 2016, cuando el imputado ingresó a la Argentina a través del puente internacional Tancredo Neves. A la altura del kilómetro 1606,5 de la Ruta Nacional N°12, el control vial Urugua-í de la Gendarmería Nacional lo detuvo. Al revisar el Volkswagen Novo Fox de Alves, los uniformados advirtieron que el tapizado estaba despegado.

Durante una exhaustiva requisa realizada al rodado, encontraron que en el piso del sector del conductor se había cortado un doble fondo, donde se ocultaban varios bultos envueltos en cinta negra y gris, en cuyo interior se encontraron 16.300 cartuchos calibre .9 mm 6020 cartuchos calibre .5,56 mm, 39 cartuchos calibre .45, 1200 cartuchos calibre 40, una pistola 45 marca Glock 21Gen4 y tres cargadores para dicho arma, con distintas capacidades de carga, estimándose el avalúo de la mercadería en $1.324.404,04.

Ante esto, el imputado quiso escapar hacia el monte, pero vio frustrado el intento al caer en un pozo de basura. Así fue trasladado al Escuadrón 13 “Iguazú” de la Gendarmería Nacional, donde quedó alojado en la celda N°5.

Cuatro días después, el 10 de diciembre, alrededor de las 6.30 a.m., el oficial de guardia del Escuadrón escuchó ruidos provenientes del sector celdas. Al ir a verificar, vio que Andrade Alves había hecho un agujero en el techo de la celda y, a través de él, había trepado medio cuerpo fuera, para evadirse.

Oportunamente, la fiscal Delgado efectuó su requerimiento de elevación a juicio con la propuesta de realizar un proceso abreviado, el cual fue aceptado por el imputado y su defensa. Así el pasado 10 de febrero se realizó la audiencia de rigor, en la que el imputado admitió su responsabilidad como autor de los delitos de contrabando de importación calificado y evasión en grado de tentativa.

Así, el juez federal Miguel Ángel Guerrero lo condenó a la pena de cinco años y dos meses de prisión, multa mínima, accesorias legales y costas, puso a disposición del Escuadrón 13, el vehículo secuestrado, ordenó el decomiso de las armas y municiones y los puso a disposición de la Agencia Nacional de Materiales Controlados de la República Argentina (ANMaC) y dispuso el alojamiento de Andrade Alves en la Colonia Penal Candelaria de la Unidad N°17 del Servicio Penitenciario Federal.