05 de octubre de 2022
05 de octubre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Requerimiento de la Fiscalía Federal N°2 de Morón
Morón: la Fiscalía solicitó enjuiciar a una mujer acusada de trata de personas con fines de explotación sexual
La acusada captó a una menor de edad, bajo una promesa de trabajo engañosa, mientras que se aprovechaba de la situación de vulnerabilidad de otras mujeres para obligarlas a ejercer la prostitución.

El fiscal a cargo de la Fiscalía Federal N°2 de Morón, Carlos Hernán García, requirió la elevación a juicio de la investigación seguida contra Beatriz Leonor “Bety” Mansilla por haber captado a una menor de edad -mediante un ofrecimiento laboral engañoso- para explotarla sexualmente, como así también, haber promovido su prostitución mediante el empleo de violencia. Además, se le imputa haber promovido, facilitado y explotado económicamente el ejercicio de la prostitución de al menos cuatro mujeres, aprovechándose de su situación de vulnerabilidad.

La investigación se inició a raíz de un llamado anónimo al servicio de emergencias 911 de Policía de la Provincia de Buenos Aires donde se daba cuenta que en el domicilio ubicado en la calle Almafuerte 5300, en la localidad bonaerense de La Tablada, había mujeres sometidas a la trata de personas. Así, un móvil policial se dirigió al lugar y en la esquina se entrevistó con dos mujeres, una de las cuales refirió que allí ejercía la prostitución junto a otras ocho mujeres, dos de las cuales eran menores de edad. La otra mujer tenía 17 años y denunció que había trabajado en la vivienda durante tres semanas como "copera", hasta que un día la dueña del lugar la tomó del brazo para obligarla a estar con un "cliente".

Ante esto, la policía se entrevistó con Mansilla, quien les flanqueó el acceso a la vivienda, donde constataron que en el lugar funcionaba una suerte de bar, y que había dos habitaciones en el fondo, aunque no vieron personas privadas de su libertad. Sin embargo, al allanarse el inmueble el 19 de abril de 2015, se detectó a tres mujeres que ejercían la prostitución y se detuvo a Mansilla, al tiempo que se secuestraron diversos cuadernos con anotaciones de “pases”, preservativos y dinero en efectivo.

En sus declaraciones, las distintas mujeres señalaron a Mansilla como la dueña y responsable del lugar, pues era ella quien determinaba la extensión de la jornada laboral, los días de franco, las tarifas de las copas -que era de $120, de los cuales el 50% quedaba para las víctimas- y los “pases”, que valían $210 la media hora y $420 la hora completa.

Por otra parte, una de las víctimas –menor de edad- declaró que llegó al lugar a través de un anuncio que vio en una cartelera, donde se ofrecía trabajo en La Tablada para atender un local de comidas. Así, tras entrevistarse con la encargada Mansilla, se dio cuenta que otras mujeres que estaban en el lugar ejercían la prostitución. Un día, la imputada la obligó a estar con un cliente y, ante su negativa, se fue y efectuó la denuncia.

En base a las pruebas colectadas, el fiscal García consideró que “no existe dificultad alguna para aseverar que Mansilla captó a A.N.C., mediante un ofrecimiento laboral engañoso, con el fin de explotarla sexualmente. Tampoco existe escollo alguno para afirmar que la nombrada promovió el ejercicio de la prostitución y facilitó su domicilio para que ejerza tal actividad (…) Por otro lado, Mansilla promovió, facilitó y explotó económicamente a distintas mujeres en el ejercicio de la prostitución”.

En tal sentido, señaló que “el rédito económico que le generó a la imputada, indica que los delitos por ellos cometidos tenían como propósito la explotación de las víctimas” y agregó que “las mujeres se encontraban en una situación de vulnerabilidad previa a su ingreso al circuito prostibulario en el local allanado. La misma se puede inferir en sus historias personales y familiares, alguna de ellas expresaron tener hijos y/o familiares a cargo y ser la única responsable de la manutención de los mismos. La falta de oportunidades laborales en sus respectivos lugares de origen habrían impulsado a migrar hacia la República Argentina para generar mayores ingresos económicos en este país, entre otras circunstancias”.

Por todo ello, el fiscal García le requirió al titular del Juzgado Federal N°2 de Morón, Jorge Ernesto Rodríguez, que Mansilla sea sometida a juicio oral y público como autora del delito de trata de personas con fines de explotación, agravado por ser la víctima menor de 18 años y por haber mediado engaño, en concurso real con el delito de promoción de la prostitución, agravado por mediar violencia y por ser la víctima menor de 18 años, los que concurren materialmente con el delito de promoción, facilitación y explotación económica del ejercicio de la prostitución mediando abuso de una situación de vulnerabilidad.