22 de junio de 2024
22 de junio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El 7, 8 y 9 de marzo del corriente año
Neuquén: la Unidad Fiscal de Ejecución Penal visitó el Anexo de la Unidad 9 de Senillosa
En el marco del seguimiento especial de cumplimiento de condenas por delitos contra la integridad sexual, la Unidad Fiscal a cargo de la fiscal Guillermina García Padín, realizó la visita a la unidad penitenciaria

El 7, 8 y 9 de marzo del corriente año, miembros de la Unidad Fiscal de Ejecución Penal visitaron el Anexo de la Unidad 9 dependiente del Servicio Penitenciario Federal, ubicado en Senillosa, provincia de Neuquén, donde funciona el “Programa para Ofensores Sexuales” (P.O.S.). La cárcel, inaugurada en septiembre de 2015, posee una estructura compartida entre el Servicio Penitenciario Federal y el Servicio Penitenciario de Neuquén. El SPF administra un Anexo que cuenta con seis pabellones. Cinco de ellos se encuentran destinados al alojamiento de los detenidos, mientras que en el sexto fueron instaurados los talleres productivos que allí funcionan. Cada pabellón tiene capacidad para alojar veinticinco internos, encontrándose cubiertas al momento de la visita ciento veinticinco de esas plazas. Al momento de la visita, 90 de dichas plazas estaban cubiertas por detenidos que se encuentran a disposición de la justicia nacional de ejecución penal.

Aquí debe señalarse que, sobre los aproximadamente 3000 detenidos cuya supervisión de pena compete a la UFEP, 296 fueron condenados por delitos contra la integridad sexual, alojándose 90 de ellos en la Unidad que brinda el tratamiento específico, motivo por el cual 206 detenidos no realizan tratamiento o, si lo llevan adelante, no es el tratamiento específico para la temática. Cabe destacar que el Anexo en cuestión fue inaugurado con la finalidad de que allí funcione el P.O.S. de manera exclusiva, erigiéndose de este modo en el único dispositivo específico para ese tipo de delitos en el ámbito del SPF, habida cuenta que su nacimiento trajo aparejada la derogación de los programas que lo precedieron: CAS y PAIOS.

En términos generales, el P.O.S. ha sido estructurado para ser llevado adelante aproximadamente en tres años, con un esquema de entrevistas grupales e individuales. La pre-admisión a dicho tratamiento se lleva adelante en cualquier establecimiento perteneciente al SPF que aloje personas condenadas por este tipo de delitos. Una vez que el detenido es incorporado, es trasladado al Anexo.

El objetivo de la visita fue entrevistar a la totalidad de los condenados por delitos contra la integridad sexual detenidos a disposición de la justicia nacional de ejecución penal, indagar respecto del funcionamiento del programa, recorrer las instalaciones y mantener reuniones con el personal civil y penitenciario. En las entrevistas con las personas detenidas se conversó respecto del funcionamiento y su acceso a las áreas de salud, educación, trabajo, recreación, contacto con sus familias, se les informó sobre la situación procesal actual y se hizo hincapié respecto a su participación en el POS. Se utilizó, para llevarlas adelante, una encuesta diseñada por la UFEP que contempla -tanto en su contenido como en el formato- todas aquellas aristas relevantes para los fines del Ministerio Público Fiscal en la etapa de ejecución penal.

El objetivo de la visita fue entrevistar a la totalidad de los condenados por delitos contra la integridad sexual detenidos a disposición de la justicia nacional de ejecución penal, indagar respecto del funcionamiento del programa, recorrer las instalaciones y mantener reuniones con el personal civil y penitenciario.

Asimismo, se mantuvieron reuniones con los profesionales que llevan adelante el tratamiento, con el resto del personal del Servicio Penitenciario Federal que presta funciones en el establecimiento, como así también con el Jefe del Anexo, a fin de obtener sus opiniones y balance respecto a una experiencia que lleva poco más de un año de su implementación, como así también relevar las necesidades generales para el correcto funcionamiento de la Unidad.

Al cierre de la visita, se advirtió que el programa para ofensores tiene serios inconvenientes en lo que hace a su implementación y funcionamiento –sin perjuicio de la opinión de esta UFEP respecto al contenido del mismo-, vinculados principalmente a la falta de infraestructura edilicia –la Unidad no logra albergar siquiera a la mitad de los condenados por este tipo de delitos-, a la falta de profesionales para llevar adelante el tratamiento, y a las falencias en la materialización de traslados al Anexo, toda vez que el SPF no suele tener en cuenta los criterios de admisión al P.O.S. por él diseñado. Tal situación fue puesta en conocimiento de las autoridades pertinentes y desde la UFEP se hará el control dentro de las competencias asignadas y en el marco de cada legajo en el que tiene que intervenir.

Se advirtió que el programa para ofensores tiene serios inconvenientes en lo que hace a su implementación y funcionamiento.

En este sentido, corresponde señalar el criterio sostenido por la UFEP en esta materia, consistente en que a través de la interpretación armónica del art. 1 de la ley 24.660 es posible un orden de prelación respecto de los objetivos impuestos en su Programa de Tratamiento Individual, en función del cual corresponde hacer especial énfasis en la actitud del interno en relación con la problemática principal que surge de los hechos delictivos cometidos y, por ello, de su participación en la propuesta  ofrecida por la autoridad penitenciaria, en este caso el POS.

En cuanto al estado de la unidad en general, cabe señalar que se trata de un establecimiento nuevo, pues fue inaugurado a los efectos de llevar adelante el programa citado. Sin perjuicio de ello, se detectó la falta de un sitio acorde para instaurar los talleres productivos que, conforme se dijo, funcionan en uno de los pabellones, la falta de profesionales de la salud para cubrir las demandas de la población alojada, instalaciones eléctricas no preparadas para las demandas de consumo, sumado a los problemas en el suministro del servicio de telefonía.

Por último, en lo atinente a las necesidades del SPF, se advirtió la falta de un espacio destinado a talleres laborales, la escasez de personal para llevar adelante el programa, como así también demás problemas relacionados con la estructura edilicia de la Unidad, teniendo en cuenta que el Servicio Penitenciario neuquino mantiene el control del Penal en lo que a este tópico se refiere. Toda la información relevada está siendo procesada por la UFEP a fin de publicar próximamente un informe temático para compartir con todo el Ministerio Público Fiscal.