05 de febrero de 2023
05 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El fiscal aseguró que evaluará si existieron falencias en el trámite de guarda
Novedades en el caso de la joven privada de su libertad en Villa Lugano
El fiscal Necol aseguró que la madre biológica de la adolescente habría pedido a través del juzgado provincial que entregaran a su hija a la pareja. Daniel Gómez y Adriana Barros quedaron detenidos y se negaron a declarar. Ahora el juzgado debe resolver la situación procesal de los acusados. La jueza rechazó las excarcelaciones

El fiscal a cargo de la Fiscalía de Instrucción N°11, Juan Necol, quien lleva adelante la investigación por privación de la libertad de la menor de edad en el garaje de una vivienda ubicada en el barrio porteño de Villa Lugano, informó que la madre biológica de la adolescente habría pedido a través del juzgado provincial que entregaran a su hija a la pareja que se encuentra imputada en la causa ya que los conocía con anterioridad. Además, indicó que podrían llegar a investigarse las presuntas irregularidades en el trámite de la guarda de la menor. “La joven tenía lesiones, no sabemos si son del último tiempo o si son de antigua data. Denunció que la pareja la retaba, la golpeaba y que sufrió maltratos por parte de los padres adoptivos”, aseguró Necol a Fiscales.

El representante del MPF explicó que la víctima habría sido dada en guarda en el 2001, cuando tenía 2 años y medio, ya que su madre biológica no podía seguir manteniéndola. “La mujer conocía a esta familia y pidió que le entregaran a su hija porque habrían trabajado en la misma empresa de limpieza”, agregó.

El fiscal Necol utilizará el sitio de noticias del Ministerio Público Fiscal (www.fiscales.gob.ar) para comunicar toda la información referida a su actuación en la causa, debido a la sensibilidad del caso.

La denuncia fue radicada al Juzgado de Instrucción N°42 que delegó la investigación a la Fiscalía de Instrucción N°11, a cargo de Juan Necol, quien de inmediato solicitó la historia clínica de la joven internada para tener un seguimiento de su estado de salud. Además, pidió las declaraciones de personas del hogar donde había estado alojada antes de ser dada en guarda y de su hermana.

El caso

La causa penal se originó en diciembre de 2013, luego de que la hermana de la víctima intentara averiguar el paradero de la joven, quien había sido dada en guarda en 2001. En noviembre de 2013, el Juzgado de Responsabilidad de Menores de Quilmes envió una orden al matrimonio que tenía la guarda para que se presentaran en la sede judicial.

Sin embargo, el matrimonio nunca concurrió al tribunal. Cuando las trabajadoras sociales fueron al domicilio que figuraba en la documentación, encontraron a la joven de 15 años desnutrida. Una vez que arribó la policía, la pareja fue trasladada al juzgado provincial donde les recibieron las declaraciones.

La víctima fue internada en el hospital Evita Pueblo de Berazategui y el tribunal de la provincia realizó la denuncia por el estado de abandono en que se encontraba la niña.

La Fiscalía tomó contacto con el tribunal de provincia para tener un seguimiento del estado de la salud y a través de un exhorto solicitó al Juzgado de rogatoria la realización de la declaración de la víctima en una Cámara Gesell provincial para evitar su traslado a la Capital, debido al delicado estado en el que se encontraba. El pedido fue rechazado por cuestiones formales. Cuando la chica estuvo en condiciones de brindar su testimonio, la Fiscalía ordenó realizar el procedimiento en la Ciudad de Buenos Aires.

Medidas ordenadas por la Fiscalía

Luego de la declaración de la víctima, el fiscal Necol solicitó la detención de la pareja que tenía la guarda de la joven y el allanamiento del domicilio donde había estado secuestrada durante los últimos meses, ubicado en la calle Pola, en el barrio porteño de Villa Lugano.

La jueza de Instrucción porteña María Gabriela Lanz hizo lugar al pedido del representante del MPF y amplió la medida ya que ordenó el allanamiento de otro domicilio del matrimonio, ubicado en la calle Basualdo, a tan solo tres cuadras, donde también habría estado alojada la adolescente. Daniel Gómez y Adriana Barros quedaron detenidos. Los imputados, hicieron uso de su derecho constitucional y se negaron a declarar. Ahora el juzgado debe resolver su situación procesal.

La jueza rechazó las excarcelaciones que habían sido solicitadas por la defensa y ordenó la realización de pericias psicológicas a los acusados.