03 de febrero de 2023
03 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervendrá el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Paraná
Paraná: comienza un juicio por transporte de una tonelada de marihuana
Hay siete imputados por el hecho. La droga fue encontrada en el puesto caminero de Rosario del Tala, provincia de Entre Ríos, en la intersección de las rutas Nacional N°12 y Provincial N°6, en agosto de 2012. En representación del Ministerio Público, participa el fiscal General José Ignacio Candioti.

Comienza hoy en Paraná el juicio oral contra siete imputados por el delito de transporte de más de 990 kilos de marihuana agravado por la intervención de tres o más personas. Se trata de Maximiliano Pablo Punzano, Leandro Félix López y un joven que en el momento del hecho era menor de edad, a título de coautores; Ramón de la Cruz Sánchez, Luis Cayetano López y un menor como partícipes necesarios, y como partícipe secundario otro menor de edad, que en ese entonces tenía 16 años. Además de las del lunes, está planeado que el resto de las audiencias se celebren los días 17, 18 y 23 de junio. En representación del Ministerio Público Fiscal actúa el fiscal General José Ignacio Candioti.

Los hechos

El 30 de agosto de 2012, a las 9:30, el sargento primero José Luis Cáceres detuvo la marcha de un camión grúa de auxilio en el puesto caminero de Rosario del Tala, ubicado en la intersección de las rutas Nacional N°12 y Provincial N°6, en la provincia de Entre Ríos. Los policías constataron que el conductor era Maximiliano Pablo Punzano y que el vehículo presentaba varias infracciones: falta de inscripción de tara y carga máxima, falta de habilitación de transporte e incumplimiento de normas de transferencia. Por esto, el conductor resultó multado por más de tres mil pesos.

Sin embargo, Punzano se comunicó telefónicamente con un supuesto tío de Nogoyá. Minutos más tarde, se presentó en el lugar un Peugeot 206 con tres personas a bordo. El conductor del auto era Leandro Félix López. Media hora más tarde, los ocupantes del auto regresaron al lugar en que se encontraba demorado el camión, y entregaron el dinero a Punzano para que abone la infracción.

“El personal de la Policía de Entre Ríos, al percibir que desde un primer momento Punzano manifestaba un evidente estado de nerviosismo, demostrando ansiedad por su liberación e inquietud al ser inspeccionado el vehículo, dio aviso inmediato a la superioridad de lo acontecido, señalando a su vez la celeridad con la que los ocupantes del Peugeot 206 se prestaron a abonar la infracción”, relató la fiscal Federal Marina Viviana Herbel en el escrito de elevación a juicio.

Por esto, los policías pasaron a identificar a los ocupantes que se trasladaban en el vehículo. Se trataba de un joven de 17 años y de Lucas Ramón Sánchez. Entretanto, el camión permaneció, junto a su chofer en el puesto caminero. En ese momento, los uniformados advirtieron “la existencia de unos remaches flojos sobre el chapón del remolque y debajo del mismo, sobre la rueda en el chasis, observaron cinta de embalar de color marrón. Detectaron asimismo que el chofer se encontraba nervioso, no pudiendo brindar explicaciones satisfactorias al ser consultado por los tornillos flojos y remaches. Ante ello, se procedió a inspeccionar detenidamente el rodado, pudiendo constatar que debajo de la rampa existía un sobrepiso que no se lograba divisar a simple vista”, explicó Herbel.

Con este cuadro de situación, se decidió dar intervención a personal de toxicología informar al juzgado. También, se dio la orden de detener al Peugeot, que en ese momento ya se había ido, lo que se logró en el puesto caminero de la ciudad de Victoria. Allí, también se pudo identificar a otro adolescente, quien tenía 16 años.

Cuando los oficiales de justicia analizaron al camión demorado en Rosario del Tala, pudieron observar que en la parte trasera había una rampa para subir los vehículos a la que le faltaban ocho remaches. Por eso, procedieron a levantar la chapa de asiento para el remolque y encontraron “en un compartimento tipo sobrepiso, gran cantidad de envoltorios de nylon (papel film) recubiertos con cinta de embalar marrón, de forma rectangular, de diferentes tamaños, en forma de ladrillos”.

Los paquetes se sacaron de a uno y se colocaron sobre el asfalto. Cuando se terminó la tarea, habían contabilizado un total de 984, que, luego de ser analizados, dieron un resultado de 990,715 kilogramos de marihuana.