25 de junio de 2024
25 de junio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervención del fiscal José Ignacio Candioti y el fiscal auxiliar Leandro Ardoy
Paraná: penas de hasta seis años y ocho meses de prisión para una banda dedicada al narcotráfico
Entre sus integrantes se encontraban personal del servicio penitenciario y un ex sargento de la policía provincial. Los imputados integraban una organización que comercializaba cocaína en un barrio de la capital entrerriana.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Paraná impuso penas de hasta seis años y ocho meses para los integrantes de una banda dedicada al narcotráfico. Los jueces Roberto López Arango y las juezas Noemí Berros y Lilia Carnero hicieron lugar al pedido de penas solicitadas por el fiscal general José Ignacio Candioti y el fiscal auxiliar Leandro Ardoy y condenaron a once imputados, acusados de comercializar cocaína en un barrio de la capital entrerriana. Entre los acusados se encontraban trabajadores del servicio penitenciario y un ex sargento de la policía provincial.

La causa -que llegó a sentencia el 3 de noviembre y cuyos fundamentos se conocieron recientemente- se inició a partir de las tareas de investigación llevadas a cabo tanto por la Delegación local de la Policía Federal Argentina, como por la Policía de la provincia de Entre Ríos, y se originó en base a sospechas de comercialización de estupefacientes en la zona del Barrio Paraná XVI. Luego se comenzó a descubrir una compleja red de comercialización, que involucraba a una gran cantidad de personas que participaban en los distintos escalones de venta, pudiendo así determinarse los roles y grados de responsabilidad.

En un comienzo, las tareas se centraron en Nicolás e Iván Castrogiovanni, quienes en esa instancia eran vistos como los principales responsables y organizadores de la venta de cocaína en el barrio. Se pudieron determinar además movimientos de venta al menudeo en la casa de un hombre llamado Víctor Villaverde, quien era abastecido por los hermanos Castrogiovanni, y que la droga que comercializaban era almacenada por Rodrigo Medina, un ex funcionario policial de Entre Ríos.

A través de la intervención del teléfono de Nicolás Castrogiovanni se logró determinar que también participaban de la organización su pareja, Alejandra Torres, que tomaba pedidos; Fernando Gómez, que almacenaba estupefacientes; y Lorena Bianchi, pareja de Rodrigo Medina, Hugo Medina y Liliana Ruiz (padres de Rodrigo), quienes también almacenaban tóxicos en sus domicilios. La sustancia, clorhidrato de cocaína, era provista por otros dos imputados, Ramón Pucheta y Jorge Andino.

También se pudo constatar que otro hombre llamado Pedro Aguirre repartía en distintos puntos de la ciudad en un auto de Castrogiovanni, con la participación de su pareja, Evangelina Álvarez, funcionaria del Servicio Penitenciario de la Provincia de Entre Ríos. Otros familiares de los imputados, como Victorio Aguirre, entonces Director de la Unidad Penal 6 de esa ciudad, y hermano de Pedro, y Fermín Gómez, hermano de Fernando, también aparecían en la organización como responsables del almacenamiento de la sustancia.

El 18 de diciembre de 2015 se realizó una serie de allanamientos en los domicilios de Rodrigo Medina y en el de sus padres, en donde se incautaron 1890 gramos de clorhidrato de cocaína fraccionado en diversos envoltorios y paquetes, seis teléfonos celulares y dinero en efectivo. En la vivienda de Pedro Aguirre se encontró además una pistola calibre 9 milímetros con numeración limada, mientras que en el domicilio de Gómez se encontró un revólver de metal en aparente estado de uso.

En su alegato, el Ministerio Público Fiscal acusó a Nicolás e Iván Castrogiovanni, Alejandro Torres, Victor Villaverde, Rodrigo Medina, Guillermo Aguirre, Fernando  y Ariel Gómez, Hugo Medina y Lililana Ruiz como coautores del delito de comercialización de estupefacientes, mientras que calificó a Victorio Aguirre, Sebastian Andino, Priscila Álvarez y Lorena Bianchi como partícipes secundarios. En el caso de Aguirre, la imputación fue en concurso real con el delito de adulteración y/o supresión del grabado de un arma de fuego, tanto como el de tenencia ilegítima de otra de uso civil y similares características. Gómez, en cambio, fue imputado en concurso real con tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil.

Para los miembros del tribunal, Nicolás Castrogiovanni  “lideraba una banda dedicada al narcotráfico (actividad comercial en la compra, venta, y/o permuta), la conducía, disponía roles, tomaba decisiones, ordenaba acciones concretas, formaba estrategias de venta, se contactaba con los proveedores, etc. Se relacionaba con sus proveedores, y se comunicaba con los demás integrantes de la organización: su hermano Iván, su pareja Edith Torres (colaboradores), Villaverde (vendedor al menudeo); las parejas de Medina-Ruiz y Medina-Bianchi eran sus guardadores del estupefacientes. Guillermo Aguirre que era su ‘mandadero’ (llevaba, traía, pagaba). Con los allanamientos se pudo acreditar la existencia de la droga y el dinero, y con las escuchas y los testimonios las actividades de comercializar, y velar por la subsistencia de la organización tratando de adelantar a la represión policial y judicial, y eventualmente garantizar su impunidad”.

Como consecuencia, el tribunal condenó a Nicolás Castrogiovanni, Ramón Pucheta y Pedro Aguirre a la pena de seis años y ocho meses de prisión. En tanto, Rodrigo Medina recibió seis años y cuatro meses de pena, mientras que para Fernando Gómez y Víctor Villaverde se dictaron seis años de prisión, todos en su calidad de coautores materiales y responsables del delito de comercialización de estupefacientes agravado por la intervención organizada de tres o más personas. En tanto, Jorge Andino, Germán Gómez, Evangelina Álvarez, Edith Torres e Iván Castrogiovanni recibieron penas de cuatro años al ser señalados como partícipes secundarios de la maniobra. El tribunal también absolvió a Victorio Aguirre, Lorena Bianchi, Hugo Medina y Liliana Ruiz por la supuesta comisión del delito de comercialización de estupefacientes.