18 de mayo de 2024
18 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Tras una denuncia del interventor de la institución
Piden citar a indagatoria al ex presidente de la Confederación Argentina de Básquetbol por administración fraudulenta
El fiscal federal Franco Picardi impulsó la investigación y solicitó que Germán Vaccaro sea convocado a declarar por supuestas irregularidades en la administración del patrimonio de la organización, entre diciembre de 2008 y mayo de 2014.

El titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 5, Franco Picardi, formuló el requerimiento de instrucción para avanzar en la investigación de una denuncia contra el ex presidente de la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB), Germán Vaccaro, a quien pidió que se cite a prestar declaración indagatoria por la posible administración fraudulenta del patrimonio de la institución.

El expediente se originó con la denuncia formulada por el interventor de la CABB desde 2014, Federico Susbielles. Picardi señaló en el dictamen ante el Juzgado Federal N°9 que la investigación deberá centrarse, por el momento, en una serie de maniobras “que habría realizado Germán Luis Vaccaro, en su condición de Presidente de la CABB”: se le imputa haber administrado en forma fraudulenta el patrimonio de la confederación entre diciembre de 2008 y el 28 de mayo de 2014, “con la participación de otras personas cuyas identidades podrían surgir con el avance de la presente investigación”.

Cronología de las irregularidades advertidas

La denuncia del interventor da cuenta de fondos que deberían haber ingresado al patrimonio de la CABB, pero nunca lo hicieron. En la primera maniobra advertida el entonces presidente habría comercializado personalmente entre 35 y 45 paquetes de entradas a los partidos que la Selección Argentina iba a disputar en el mundial de básquet, celebrado el año pasado en España. En ese sentido, “se logró acreditar” que el dinero de esas ventas se canalizó a través de “las cuentas personales y/o en cuentas de sociedades vinculadas” con Vaccaro, como es el caso de la sociedad “JUSANJU S.A.”. En otro de los casos, se determinó “que existieron paquetes que fueron vendidos y pagados con dinero en efectivo a Vaccaro, o a alguna otra persona de su entorno, entregándosele al comprador recibo oficial de la CABB, pero ese dinero recaudado -que asciende a la suma de $ 450.000,00- nunca fue ingresado en su totalidad al patrimonio”, reseñó el representante del Ministerio Público Fiscal.

Asimismo, el 24 de abril de 2014 la Federación Española de Baloncesto transfirió 20 mil euros, suma que había sido acordada con Vaccaro para cubrir los gastos de viaje del seleccionado argentino; sin embargo, ese monto fue depositado en una cuenta del HSBC Bank con sede en Hong Kong a nombre de la empresa “Wai Ho Trading (Hong Kong) Company Limited”, a pedido del propio Vaccaro. Picardi expresó que “conforme se desprende de las distintas constancias agregadas a la presente investigación, la empresa mencionada no tendría ninguna vinculación con la CABB. Lo más relevante, es que esa suma de dinero nunca ingresó al patrimonio de la confederación y, sumado a ello, los pasajes correspondientes al seleccionado argentino para concurrir al mundial fueron abonados -en parte- en Buenos Aires a la empresa de viajes ‘Hub Travel S.A.’”, con la que previamente la organización había suscrito un convenio.

Por otra parte, está bajo análisis el destino dado a una serie de subsidios concedidos por el estado nacional a la confederación entonces conducida por Vaccaro. El primero de ellos se originó el 25 de octubre de 2013, oportunidad en la que a instancias de la CABB se celebró un convenio con la Secretaría de Deportes del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en el marco del Plan Nacional de Deporte Social; la cartera del Poder Ejecutivo entregó casi 400 mil pesos para atender los gastos que demandase el proyecto. El dinero se transfirió el 15 de abril de 2014 a una cuenta del Banco de la Nación Argentina, pero al día siguiente fue retirado por caja mediante siete cheques de la cuenta corriente, y desde entonces se desconoce el destino que se le dio, ya que la suma “no fue aplicada a lo estipulado en el convenio”.

Otro subsidio fue solicitado y percibido para el pago de los derechos de organización del Torneo Sudamericano de Básquetbol, que se desarrolló en 2012 en Resistencia, Chaco, que debía realizar la Asociación del Básquetbol Sudamericano (ABASU). La provincia y la Secretaría de Deportes de la Nación desembolsaron alrededor de 500 mil dólares. Sin embargo, en la actualidad la CABB está en deuda con la ABASU y registra “inconsistencias” en “los registros contables (…) sobre el verdadero destino dado a aquellos fondos”.

Como en los casos anteriores, tampoco fue ingresado al patrimonio de la CABB un millón de pesos dividido en cinco cheques emitidos por la Federación de Básquet de la Ciudad de Buenos Aires para cancelar deudas.

Viajes y tarjetas de crédito

En una ampliación de la denuncia, el interventor Susbielles advirtió sobre una “nueva utilización de recursos de la CABB para el beneficio personal de Germán L. Vaccaro y su propio grupo familiar”. En ese sentido, indicó que se le facturaron pasajes aéreos a la CABB para ser utilizados por quien sería la cónyuge de Vaccaro, su hijo y personas ajenas a la institución: los tickets habrían sido emitidos con destino y combinaciones a Madrid, Barcelona, Ibiza y Londres -en más de una oportunidad, una de ellas mientras se disputaban los juegos olímpicos de 2012. Otros movimientos fueron facturados por “Hub Travel” -actual proveedora de la CABB- para el ex presidente y su pareja a Punta del Este y España -que coincidiría con el sorteo del mundial que se celebró allí en agosto/septiembre de 2014-, entre otros sin relación alguna con su rol.

Picardi señaló también que en la ampliación de su denuncia, “Susbielles se refirió a los gastos efectuados con tarjetas de crédito corporativas de la CABB”: eran tres, de cuyo análisis de consumos surgiría que las dos emitidas para los empleados administrativos “se limitaban al pago de cuestiones directamente vinculadas”. Pero los gastos de la restante -otorgada a Vaccaro-, según el denunciante, no pueden explicarse “sino por consumos personales  y para su propio beneficio” de manera habitual. Los resúmenes de cuenta revelan adquisiciones en más de una decena de locales de vestimenta y accesorios femeninos y masculinos, además de gastos en comidas, alimentos, supermercados, combustible, pinturerías, casas de iluminación, de muebles y ópticas en el Uruguay y la entrada a “La Sagrada Familia” en Barcelona, lo que no sería justificable “ni compatible con las actividades de la CABB”.

Impulso de la acción penal y pedido de indagatoria

El fiscal, al solicitar el impulso a la acción penal, indicó que la imputación está dirigida contra Vaccaro en función de que, “ejerciendo funciones de presidente de la Confederación Argentina de Básquetbol desde el mes de diciembre de 2008 hasta el 28 de mayo de 2014, perjudicó los bienes y fondos de dicha confederación, conformados en parte mediante la entrega de subsidios del Estado Nacional, procurando para sí mismo y para terceros, un lucro indebido”. Además, en la misma pieza procesal sugirió que se lleve a cabo una serie de medidas de prueba y que se cite al imputado a prestar declaración indagatoria.