18 de abril de 2024
18 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía de Instrucción del Distrito de los barrios de Núñez y Saavedra
Piden enjuiciar a dos hombres que robaron una panadería y apuntaron con un arma a una niña de 8 años
El hecho tuvo lugar en un comercio ubicado en el barrio porteño de Villa Urquiza, en noviembre de 2014. Además, uno de los imputados había participado en el violento asalto a un comisario retirado, en abril de 2015.

El titular de la Fiscalía de Instrucción del Distrito de los barrios de Núñez y Saavedra, José María Campagnoli, solicitó la elevación a juicio de la investigación seguida contra Cristián Rolando Salazar y Hugo Daniel Sosa, tras considerarlos responsables del asaltar la panadería “DAIU 1”, el 14 de noviembre de 2014.

Alrededor de las 20 hs. de aquel día, los imputados, junto a otros dos sujetos que aún no fueron identificados, llegaron al comercio de la Av. Congreso al 5200. Mientras los cómplices asaltaban el supermercado Carrefour Express lindero, munidos de un revolver y un rifle similar a un FAL, Sosa y Salazar ingresaban armados a la panadería.

Mientras exigían el dinero de la recaudación, Sosa tomó del cuello a la hija del propietario –de tan solo 8 años de edad- y le apuntó con el arma, para así neutralizar cualquier intento de resistencia por parte de los dueños del local. Así, lograron escapar del lugar, a bordo de un auto oscuro, con los $3.000 de la recaudación.

Unos meses después del hecho, un efectivo de la Comisaría de la Comuna 12 de la Policía Metropolitana detuvo a Salazar. Un compañero de la Brigada le comentó que el detenido también habría participado en el robo a un comercio en Villa Urquiza, que había sido registrado por las cámaras de seguridad del local, cuyas imágenes fueron difundidas en distintos medios de comunicación.

Así, se procedió a cotejar las imágenes con las fotos que se tenían de Salazar y Sosa, y se pidió a las víctimas sí podían identificarlos, lo que hicieron afirmativamente, a pesar de que había transcurrido casi un año del suceso.

Otro hecho
El oficial declaró que Salazar también había sido señalado como partícipe en el robo a un Comisario Inspector Retirado de la Policía Federal Argentina, donde uno de los delincuentes resultó herido.

Se trata de un robo ocurrido el 2 de abril de 2015, cuando el hijo del Comisario llegaba a su casa junto a su novia, momentos en que fue abordado por Hugo Daniel Sosa, Gustavo Horacio Salazar –hermano de Cristián Rolando- y otros dos hombres cuya identidad aún se desconoce.

El joven intentó darles su mochila y teléfono celular, pero los delincuentes lo obligaron a ingresar a la casa, donde estaban sus padres y su novia, que ya había entrado. Sosa apoyó el arma contra la cara de la dueña de casa, para así intimidar al resto de las víctimas. La mujer no se resistió y les entregó el dinero que tenía y unos aros, pero Sosa le arrancó las cadenas que portaba en su cuello.

Por su parte, Salazar tomó la funda de un sillón y comenzó a cargar objetos en su interior., mientras que Sosa le apuntaba al Comisario y lo obligaba a ir al cuarto, donde el hombre le entregó el dinero que tenía en su billetera. Luego se produjo un forcejeo, producto del cual el dueño de casa cayó al suelo, circunstancia aprovechada por Sosa para tomar una riñonera del oficial, extraer el arma que allí guardaba y ponérsela en la boca a la mujer para que le entregaran más dinero, obteniendo seiscientos dólares.

Tras ello, Sosa volvió al cuarto, tomó un porta-documentos que estaba sobre la mesa de luz y descubrió la identidad del Comisario. Allí se produjo un enfrentamiento armado en el que ambos delincuentes resultaron heridos y se dieron a la fuga. Sin embargo, Gustavo Salazar cayó muerto en la vereda, junto a una escopeta Ithaca, mientras que Sosa logró huir con heridas en su estómago, pierna y brazo, junto a sus dos cómplices en un auto negro.

Sosa fue finalmente detenido en el Hospital Thompson, de la localidad bonaerense de San Martín, luego de que un llamado anónimo informara que se había dirigido allí gravemente herido. En su poder se secuestró la riñonera y el arma del Comisario –una pistola Bersa Thunder 380- tres cargadores y un tarjetero metálico con tarjetas de su víctima.

A juicio
En su presentación, del 29 de abril pasado, el fiscal Campagnoli le solicitó al juez Rodolfo Cresseri, interinamente a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N°40, que Sosa y Cristián Salazar sean sometidos a juicio, como coautores de los delitos de robo agravado por su comisión con un arma de fuego cuya aptitud para el disparo no puede ser acreditada.

Asimismo, en octubre pasado, el representante del Ministerio Público Fiscal le requirió al titular del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N°14, Ricardo Farías, enjuiciar a Hugo Daniel Sosa como autor penalmente responsable del delito de homicidio en ocasión de robo, en concurso real con portación ilegitima de arma de guerra, el que concurre en forma ideal con el delito de portación ilegítima de arma de uso civil sin la debida autorización legal.

La fiscalía consideró que debía aplicarse la figura prevista en el artículo 165° del Código Penal, pues a su criterio, dicho tipo penal prioriza el bien jurídico “vida”, sin importar que la persona que resulte muerta sea la víctima del robo o, como en este caso, uno de los perpetradores, pues “no importa que el resultado devenga directamente de su accionar o indirectamente, sino meramente que haya ocurrido”.