05 de febrero de 2023
05 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Requerimiento de los fiscales Matías Di Lello y Santiago Marquevich
Pidieron el procesamiento de un integrante de una banda acusada del secuestro de un joven en Olivos
El hecho ocurrió el 5 de diciembre de 2015, en la localidad bonaerense de Florida. Aún, hay tres personas sin identificar.

Los responsables de la Fiscalía Federal N°1 de San Isidro y de la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (UFESE), Matías Di Lello y Santiago Marquevich, respectivamente, solicitaron el procesamiento de Daniel Nelson “Compa” o “Gordo” Gómez, como integrante de una asociación ilícita que el 5 de diciembre de 2015 secuestró y robó a un joven en la localidad bonaerense de Olivos.

En su requerimiento, los fiscales le imputaron a Gómez haber intervenido, junto a otras cinco personas –una de las cuales fue identificada como Brian Alberto “Boli” González- en la sustracción, retención y ocultación de un joven, para obtener un rescate por su liberación, al tiempo que también le imputó el robo agravado.

El hecho

En la noche del 5 de diciembre de 2015, la víctima salió de su domicilio y, mientras prendía su auto, fue interceptado por un vehículo y un Chevrolet Prisma del que descendió González junto a otros dos o tres sujetos armados, quienes lo obligaron a subir al asiento trasero del otro auto.

Tras despojar a la víctima de sus pertenencias, y mientras circulaban por el barrio “Golf”, los captores golpearon a la víctima y le produjeron cortes. Luego, se comunicaron con la madre del hombre, a quien le exigieron el pago de $40.000 y objetos de valor. Así, se negoció el pago de diez mil pesos, una notebook, un teléfono celular, un reproductor MP5 y unos auriculares, que fueron entregados –en el interior de una mochila, tal como lo solicitaron los secuestradores- por el padre y el hermano de la víctima, en la intersección de las calles Díaz Vélez y Ayacucho, a pocas cuadras de donde fue captado el hombre.

Finalmente, alrededor de las 22:00, la víctima fue liberada en cercanías de la estación de tren “Carapachay”. Vestía sólo su ropa interior y un buzo que le había entregado uno de los captores, quienes se quedaron con el jean, la remera y las zapatillas del hombre.

La investigación

En la pesquisa, intervino la Dirección Departamental de Investigaciones “San Isidro” de la Policía Bonaerense, quienes señalaron a González, como uno de los responsables del secuestro, ya su descripción coincidía con la brindada por la víctima.

González fue aprehendido en su vivienda, nueve días después del hecho, durante un allanamiento en su vivienda, donde se le secuestraron armas de fuego. Asimismo, se peritó su teléfono celular, lo que permitió establecer un intercambio de mensajes con una persona apodada “Dani”, “Compa” o “Gordo”, la que fue identificada como Daniel Nelson Gómez.

En base a las pruebas colectadas, los fiscales Di Lello y Marquevich establecieron “la existencia de la asociación destinada a cometer hechos ilícitos indeterminados, de la que sus integrantes resultan ser, cuanto menos, Daniel Nelson Gómez, Braian Alberto González, Hernán Maximiliano Godoy, ‘N.N. Isma’, ‘N.N. Ari’, ‘N.N.Matiti’ se tiene acreditada mediante las comunicaciones que mantenían los integrantes de esta organización, las que se conocen desde el mes de noviembre del año 2015 a la fecha en que fue secuestrado el teléfono celular de Braian Alberto González (14/12/2015), definiendo en qué momento y quienes de todos ellos, estaban dispuestos a ‘salir a sumar’ –llevar a cabo un hecho ilícito-, qué vehículo utilizarían a tal fin, las armas de fuego con las que dispondrían y quién las conseguiría”.

En virtud de ello, los representantes del Ministerio Público Fiscal le requirieron el procesamiento de Gómez, en orden a los delitos de secuestro extorsivo agravado por el cobro del rescate y robo agravado por el uso de arma de fuego y por haber sido cometido en poblado y en banda.