18 de julio de 2024
18 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene el fiscal general Marcelo Agüero Vera
Pidieron hasta 12 años para los acusados de exportar más de dos toneladas de cocaína líquida
El representante del MPF en su alegato solicitó que los imputados sean sentenciados a penas de entre cinco años y medio y 12 años. La droga secuestrada se encontraba en dos transformadores eléctricos trifásicos de 1.600 y 2.000 KVA incautados en la zona aduanera de Puerto Progreso, México en 2014.

El fiscal general Marcelo Agüero Vera solicitó a los jueces del Tribunal Oral en lo Penal Económico Nº1 la pena de 12 años de prisión para César Cornejo Miranda, de nueve años para Matías Faubel, de siete años para Alejandro Llera y de cinco años y medio para Maximiliano Larre por los delitos de tráfico y contrabando de sustancia estupefaciente. Además, requirió la absolución respecto de los imputados Carmelo Curatola y Alcides Gerola. En abril de 2014, se secuestraron en la zona aduanera de Puerto Progreso, México, más de dos toneladas de cocaína líquida que se encontraba en dos transformadores eléctricos trifásicos de 1.600 y 2.000 KVA.

El representante del MPF afirmó durante su alegato que Matías Faubel, César Miranda Cornejo, Alejandro Andrés Llera y Maximiliano Larre tuvieron la decisión común de realizar acciones tendientes a ejecutar el delito de tráfico y contrabando de sustancia estupefaciente - artículo 29 bis de la ley 23737- como así también, la decisión común de cometer el delito de contrabando de exportación doblemente agravado, por tratarse de sustancia estupefaciente elaborada que, por su cantidad y demás circunstancias del hecho, estaba inequívocamente destinada a ser comercializada, sumado a la cantidad de personas que participaron de la maniobra.

Asimismo, Agüero Vera entendió que César Miranda Cornejo durante el allanamiento llevado a cabo en el domicilio de Amenábar 1976 PB “D” de la Ciudad de Buenos Aires el 22/4/2014 intentó matar al cabo primero Pedro E. Pagés del Grupo Alacrán de GNA, mediante una serie de disparos que efectuó desde el interior de la vivienda a través de la puerta habiendo uno de ellos impactado en el brazo derecho del uniformado.

En abril de 2014, en la zona aduanera de Puerto Progreso, México, se secuestraron más de dos toneladas de cocaína líquida que se encontraba en dos transformadores eléctricos trifásicos de 1.600 y 2.000 KVA. Los equipos habían sido despachados desde el Puerto de Dock Sud, Avellaneda, Provincia de Buenos Aires con destino final a la ciudad de Puebla, en el estado homónimo de México, y arribado a aquella zona aduanera  a  bordo  del  buque  MSC  Michaela en  el  interior  de un contenedor, tras sortear todos  los controles administrativos y de seguridad previstos por la legislación de la Argentina y de México. La droga había logrado pasar las inspecciones gracias a un sofisticado y novedoso método de ocultamiento.

La organización criminal- integrada por ciudadanos argentinos y mexicanos- habría sido constituida  con el  propósito de ejecutar sistemáticas conductas de tráfico de sustancias estupefacientes a gran  escala al extranjero, las que se habrían desarrollado, cuanto menos, desde el mes de junio del año 2012.