22 de enero de 2022
22 de enero de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°38
Pidieron indagar a un ingeniero y dos arquitectos por el derrumbe del edificio de Bartolomé Mitre al 1200
Así lo requirió la fiscal, al tiempo que solicitó que se investigue si los peritos incurrieron en falso testimonio. El colapso ocurrió el 4 de noviembre de 2011 y se cobró la vida de un hombre de 74 años.

La titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°38, Betina Vota, solicitó al Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N°22, a cargo de Guillermo Rongo, que el ingeniero Ariel Fridman y los arquitectos Ezequiel Mariano Rivarola y Susana Verónica Lauría sean indagados por el derrumbe del segundo y tercer cuerpo del edificio que se emplazaba en la calle Bartolomé Mitre 1232, ocurrido el 4 de noviembre de 2011, que ocasionó la muerte Isidoro Madueña, un hombre de 74 años de edad, que no pudo ser evacuado.

Fridman era el responsable del proyecto de excavación y submuración, mientras que Rivarola y Lauría se desempeñaban como director de obra y constructor y ejecutor estructural, respectivamente, de la obra que se estaba efectuando en el predio lindero, en Bartolomé Mitre 1212/24. Los imputados habrían obrado negligentemente y no observaron los reglamentos sobre la materia, lo que ocasionó el derrumbe de los cuerpos del edificio contiguo, donde se encontraban los departamentos “B” y “C”, y produjo el fallecimiento de Madueña y daños graves en el cuerpo “A” –que debió ser demolido- y el contrafrente del edificio de la calle Libertad 70.

Según se pudo determinar, en el predio lindero al edificio siniestrado, sobre la medianera, se efectuaron excavaciones de mayor tamaño a las autorizadas en el Código de Edificación de la Ciudad de Buenos Aires, las que ocasionaron el desprendimiento de tierra, grandes rajaduras en la estructura y desprendimientos de mampostería. Ante esto, distintos habitantes del edificio, e incluso el capataz de la obra, se comunicaron a la Guardia de Auxilio y Emergencias del GCBA, que acudió al lugar y ordenó la evacuación ante el inminente peligro de derrumbe. Todos los vecinos abandonaron el lugar, excepto Madueña, cuyo cuerpo sin vida fue hallado, seis días después, debajo de los escombros.

Falso testimonio

En el marco de la investigación por el derrumbe, la Fiscalía solicitó un peritaje, que fue filmado y fotografiado, a fin de establecer las causales del derrumbe, el cual se realizó entre los días 11 y 13 de agosto de 2014. En el mismo participaron integrantes del equipo del Ministerio Público, el arquitecto Pedro Ganduglia y el ingeniero civil David Fiszer –como peritos oficiales-, los ingenieros César Augusto Driollet Laspiur y Raúl Husni -especialistas aportado por la defensa de los imputados-, los ingenieros Carlos Alberto Latapy y Marcela Rosa Pereyra (de la División Siniestros de la Superintendencia de Bomberos de la Policía Federal Argentina, y el ingeniero Eduardo Mato, designado por el Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo (CPAU) para informar sobre la actividad ética-profesional de Rivarola y Lauría.

Al presentarse los informes, se advirtió que los peritos oficiales y de parte, a excepción del representante del CPAU, habían omitido y ocultado en el informe, el hallazgo de una excavación de 7.20 metros medidos sobre el eje medianero del predio sito en Bartolomé Mitre 1228/32 de esta Ciudad, donde no se evidenció ningún resto de hormigón, armadura y/o anclaje a excepción de un anclaje en espera en la mitad de los 7.20 metros; ello a pesar de tratarse de una situación advertida, fotografiada y medida durante las tareas periciales previas a la elaboración del informe y de suma relevancia para el esclarecimiento del hecho allí investigado.

Ello motivó que la fiscal Vota extrajera de testimonios ante la eventual comisión del delito de falso testimonio, investigación que la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional remitió a la jueza Karina Zucconi, responsable del Juzgado de Instrucción N°15, con intervención de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°35, a cargo de Ignacio Mahíques.

En base al análisis de los informes y las declaraciones brindadas por testigos presentes el día del derrumbe, que daban cuenta del pozo sobre la línea medianera, el fiscal Mahíques requirió que se indague a los peritos imputados, por haber omitido y ocultado en su informe la existencia de un sector excavado, de una considerable longitud, en la cual no se hallaron las medidas de seguridad exigidas por la normativa vigente, circunstancia de suma importancia para la investigación del derrumbe investigado por su colega Vota.