22 de abril de 2024
22 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Lo solicitó el fiscal federal Federico Delgado
Pidieron investigar a Claudio Bonadío por violación de deberes de funcionario público
Habría utilizado información reservada y recursos del juzgado para llevar adelante una investigación acordada entre una fundación privada de la que es parte, y el Ministerio Público de la Ciudad de Buenos Aires. La investigación en cuestión refería al eventual impacto del traspaso a la competencia porteña de causas vinculadas al narcotráfico. La organización habría cobrado 80.000 pesos.

El fiscal federal Federico Delgado solicitó impulsar la instrucción de una denuncia contra el juez Claudio Bonadío, titular del Juzgado Criminal y Correccional Federal n°11, por abuso de autoridad y violación de deberes de funcionario público. La presentación había sido realizada el 26 de agosto en virtud de una nota publicada en octubre de 2014 en el portal “Expediente Bonadío”, donde se describían una serie de maniobras ilícitas en las que habría incurrido el magistrado.

Según el escrito del fiscal federal, en dicha publicación periodística surge que Claudio Bonadío es miembro del Consejo Asesor permanente de la Fundación de Estudios Políticos, Económicos y Sociales para la Nueva Argentina (F.E.P.E.S.N.A.) y en ese carácter habría utilizado a empleados y funcionarios del juzgado para confeccionar una investigación “tendiente a reflejar la injerencia y/o el impacto  que acarrearía la transferencia de competencias a favor de la justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para investigar y juzgar los delitos previstos en la ley 23.737”.

Además, resaltó Delgado que el acuerdo para llevar adelante la pesquisa se habría acordado en octubre de 2011 en el marco del convenio celebrado entre  F.E.P.E.S.N.A y el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires, “que habría abonado por ello a la fundación la suma de 80.000 pesos”.

El representante del Ministerio Público Fiscal explicó, en su presentación, que en el marco de la confección del estudio se habrían configurado varias irregularidades, como por ejemplo, que los empleados y funcionarios de los juzgados habrían llevado adelante tareas ordenadas por Bonadío en sus horarios laborales “sin contar con autorización de la superintendencia y como contraprestación, habrían recibido cheques que el propio magistrado les habría entregado en su secretaría privada”. Además,  habrían accedido a “información reservada del Poder Judicial de la Nación y del Ministerio Público Fiscal”.

En este sentido, Federico Delgado solicitó que se abra la investigación por estos hechos denunciados y sugirió varias medidas de prueba.