27 de febrero de 2024
27 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La Secretaría de Inteligencia lo había denunciado
Pidieron investigar a Stiuso por ocultar información sobre el atentado a la AMIA
El fiscal Juan Zoni impulsó la acción penal y requirió una serie de medidas probatorias. El ex director de Operaciones de la SI fue denunciado por haber perdido u ocultado información que se le había solicitado producir sobre el atentado y por incumplir los deberes de funcionario público.

El fiscal federal a cargo de la Fiscalía Federal N°8 porteña, Juan Pedro Zoni, solicitó hoy que se investigue penalmente al ex director de Operaciones de la Secretaría de Inteligencia, Antonio Horacio Stiuso, por haber ocultado o perdido documentación relativa a la investigación del atentado del 18 de julio de 1994 contra la sede de la AMIA y por haber incumplido los deberes de funcionario público.

La presentación del fiscal es el impulso formal de la acción penal e incluye la sugerencia al juez Rodolfo Canicoba Corral de una importante cantidad de medidas probatorias.

De esta forma, Zoni dio cauce a la denuncia formulada por el Secretario de Inteligencia de la Nación, Oscar Parrilli, y su segundo, Juan Martín Menna, quienes el 7 de abril denunciaron a Stiusso luego de que no pudieran dar con constancias sobre la investigación del atentado que les requirieron el 12 de marzo pasado los titulares de la Unidad Fiscal AMIA.

Concretamente, explicó Zoni, "se les requería [a Parrilli y Mena] una descripción profunda de los aspectos que comprendían tales labores, el tiempo estimado de finalización, como así también un adelanto, al menos parcial, de las conclusiones a las que se hubiere arribado, conforme se había dado cuenta desde el año 2006 sucesivamente en distintas notas suscriptas por el entonces Director General de Operaciones, Antonio Horacio Stiuso".

En el requerimiento de instrucción, Zoni relató que a partir del pedido de los fiscales a cargo de la UFI AMIA "se formó en el ámbito interno de la Secretaría de Inteligencia el expediente N° 5137/15, en el cual se le solicitara a las Direcciones de Contrainteligencia, Terrorismo, Apoyo y Logística, y Observaciones Judiciales, respectivamente, información al respecto, informando todas ellas que nunca habían sido requeridas por la entonces Dirección General de Operaciones y que asimismo desconocían su existencia, aclarando que Antonio Horacio Stiuso -en ese entonces Director General de Operaciones-, era el único que decidía la dependencia que trabajaría en los requerimientos judiciales provenientes de la UFI-AMIA".

El fiscal también relató que las autoridades de la Secretaría de Inteligencia manifestaron en su denuncia que los únicos elementos hallados en ese organismo "constituían solamente un intercambio epistolar directo entre el entonces titular de la UFI-AMIA, Dr. Alberto Natalio Nisman, y el entonces director General de Operaciones, no habiéndose encontrado ninguna constancia, documento o material que tuviera relación directa con los trabajos específicos solicitados por la aludida Unidad Fiscal."

Zoni también indicó que, de acuerdo a la denuncia, Stiusso "no entregó al superior jerárquico ninguna documentación o información, ni refirió siquiera la existencia de las tareas en curso, relacionadas con la investigación del atentado contra la sede de la AMIA" cuando inició su licencia el 18 de diciembre pasado ni cuando se jubiló el 6 de enero.

Por esas razones, el Secretario y el Subsecretario de Inteligencia denunciaron a Stiusso por haber violado el Estatuto del Personal de Inteligencia, que establece "el deber de infromar al superior jerárquico respecto de toda la información concerniente al desarrollo de sus tareas e incurren en severas faltas por la presunta pérdida u ocultamiento de la documentación del organismo".

Parrilli y Mena también denunciaron al ex director de Operaciones del organismo por no haber acudido -pese haber sido citado formalmente- el 6 de abril pasado a exponer sobre las tareas que había llevado a cabo en el marco de la investigación del atentado, lo cual también fue calificado como "una falta grave" a sus funciones.