13 de junio de 2024
13 de junio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Requerimiento de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°4
Pidieron juicio oral para un hombre que amenazó a sus hijos y pareja, y abusó sexualmente de ella
El acusado además incendió el domicilio donde vivía junto a las víctimas. La fiscal Caamaño le imputó amenazas coactivas e incendio doloso en un hecho ocurrido en 2011, y amenazas simples reiteradas en dos oportunidades y abuso sexual mediante amenazas, por otro episodio de 2013.

La titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°4, Cristina Caamaño Iglesia Paiz, le solicitó al juez Manuel Gorostiaga, la elevación a juicio de las investigación seguida contra Juan Carlos Armando Baliña, por amenazar a su pareja e hijos, incendiar parte de la vivienda en la que convivían y abusar sexualmente de la mujer.

En su presentación, la fiscal narró que los primeros hechos atribuidos a Baliña ocurrieron en la madrugada del 22 de mayo de 2011, en el interior del departamento de la calle Somellera al 3600, donde el imputado convivía junto a su pareja e hijos. El hombre comenzó a insultar y amenazar a su mujer, tras lo cual la golpeó. Tras ello, tomó un cuchillo y amenazó con matarla, al tiempo que le dio dos puntazos que fueron amortiguados por la campera de la mujer, sin llegar a lesionarla.

Uno de los hijos de la pareja intervino y trató de sacar a su padre hacia la calle, momento en el cual Baliña tomó un adoquín y se lo arrojó a su pareja, aunque la mujer resultó ilesa. Finalmente, la víctima tomó a cuatro de sus hijos y se fue a la casa de un familiar, por temor a que el imputado incendiara la casa.

Baliña se quedó en la vivienda, junto a uno de sus hijos. Sin embargo, entre las 5 y las 9.30 de la mañana, se inició un incendio que afectó una habitación, el comedor y parte del living, aunque ambos hombres resultaron ilesos. Si bien en un primer momento se pensó que el fuego se inició accidentalmente –dado que el imputado se habría quedado dormido con un cigarrillo prendido- los peritajes de la División Siniestros de la Superintendencia Federal de Bomberos de la Policía Federal Argentina demostraron que fue intencional.

“El relato brindado por la víctima resulta suficiente a fin de poder atribuirle al encausado su autoría del hecho materia de estudio", señaló la fiscal Caamaño al valorar la coincidencia con otros elementos de prueba.

Los otros hechos imputados a Baliña ocurrieron en la noche del 10 de junio de 2013, cuando volvió a insultar a su pareja y amenazarla con matarla a ella y a sus hijos. Luego, el hombre comenzó a insultar a dos de sus hijos que intentaban calmarlo. En un momento, Baliña fue hasta la cocina y desconectó la garrafa de gas, aunque su hijo logró quitársela y la escondió.

Tras ello, el imputado comenzó a arrojar objetos y le exigió a su pareja que fuera a la habitación, porque sino seguiría rompiendo cosas. Las hijas de la pareja intervinieron, ante lo cual el hombre las amenazó con matarlas y agarró a una de ellas y comenzó a zamarrearla. Ante esto, y para evitar un mal mayor a sus hijos, la víctima accedió y fue al dormitorio, donde el imputado la forzó a tener relaciones sexuales.

En su requerimiento de elevación a juicio, la fiscal Caamaño consideró que Baliña debía responder, en orden al delito de amenazas coactivas agravadas por el uso de arma en concurso real con incendio doloso, respecto de los hechos ocurridos el 22 de mayo de 2011. Asimismo, la representante del Ministerio Público Fiscal pidió que el hombre fuera enjuiciado como autor de amenazas simples reiteradas en dos oportunidades, en perjuicio de su pareja e hijos, en concurso real con abuso sexual mediante amenazas, por los sucesos del 10 de junio de 2013.

En su presentación, la fiscal sostuvo que “de acuerdo a los parámetros internacionales, la violencia doméstica debe ser entendida como un conjunto de acciones en el marco de una situación de violencia sistemática, reiterada y continua”.

En tal sentido, y en atención a las disposiciones de la Ley 26.485 sobre Protección Integral a las Mujeres y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Convención Belem do Pará), la fiscal entendió que “el relato brindado por la víctima resulta suficiente a fin de poder atribuirle al encausado su autoría del hecho materia de estudio, sumado a que el informe interdisciplinario de la O.V.D. [Oficina de Violencia Doméstica] califica la situación de violencia como de altísimo riesgo, en función del maltrato verbal, psicológico, emocional, físico, sexual, económico y simbólico que ejerce de manera habitual Baliña” sobre su pareja.

También, la representante del Ministerio Público Fiscal echó por tierra el argumento de que el hombre estaba enajenado, al momento de los hechos, dado que “no existe ningún informe médico que determinara su nivel de alcohol en sangre o algún elemento probatorio que permita descartar” o atenuar su responsabilidad.