18 de junio de 2024
18 de junio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervienen los fiscales subrogantes de Campana, Fabián Matilla y Pedro Rebollo, con colaboración de UFESE
Procesaron a dos integrantes de una banda de Fuerte Apache dedicada a secuestros extorsivos
Los investigadores consideran probado que participaron de al menos dos privaciones de la libertad en la zona de Pilar. En uno de los casos, el botín ascendió a 4.500 dólares, 1000 euros y un reloj, mientras que en el otro, se hicieron de 80.000 pesos.

El juez federal de Campana, Adrián Gonzalez Charvay, procesó con prisión preventiva a dos presuntos integrantes de una organización acusada de al menos dos secuestros extorsivos cometidos en la zona de Pilar. De esta forma, el magistrado hizo lugar al pedido realizado el lunes de esta semana por los fiscales federales subrogantes de esa jurisdicción, Fabián Matilla y Pedro Rebollo, quienes cuentan con la colaboración de la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (UFESE), encabezada por el fiscal federal Santiago Marquevich. En la mismacausa, ya había otro detenido y procesado por los mismos hechos.

Según la investigación -que contó con el trabajo de la SubDDI de Pilar con el aporte de la Dirección de Investigaciones- a cargo de los representantes del Ministerio Público, los dos hombres habrían participado de la captura de un hombre y una mujer cometidos en la zona de Pilar en enero de este año. En un caso, la víctima fue abordado por un Volkswage Fox color gris que había sido robado previamente. En una de las llamadas extorsivas, una voz le dijo a un amigo del hombre privado de la libertad "sólo quieren plata".

Durante las sucesivas negociaciones por el rescate, los secuestradores insistían en aumentar el botín. Así, lograron hacerse de 4.500 dólares, 1000 euros y un reloj marca Tissot, que fue entregado luego de expresas instrucciones que llevaron al pagador hacia una esquina cercana a la intersección de la Avenida General Paz y Avenida San Martín, del lado de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Finalmente, la víctima fue liberada en una estación de servicios del bario porteño de Once.

Antes de comprobar que su amigo había sido liberado, el pagador escuchó un disparo y un diálogo entre los secuestradores en el que uno de ellos refirió "lo mataste". sin embargo, los investigadores pudieron comprobar que en realidad la vida del pagador fue la que estuvo en riesgo, ya que gracias a las interceptaciones telefónicas se comprobó que dentro de la banda habían expulsado a uno de los integrantes porque la había "bardeado" al efectuar dos disparon contra quien había entregado el botín.

El otro hecho ocurrió la noche del 25 de enero, cuando una mujer que volvía junto a su familia a su casa también del partido bonaerense de Pilar fue obligadaa subir a un vehículo Renault Sandero Stepway, que también había sido sustraído. Una vez concretada la captura, los secuestradores escaparon a gran velocidad, a contramano por la Autopista Panamericana.

Luego de idas y vueltas en la negociación, la liberaron luego del pago de un rescate de 80.000 pesos.