20 de marzo de 2023
20 de marzo de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la fiscalía federal N 6 a cargo de Federico Delgado
Procesaron a once personas por el delito de comercialización de estupefacientes
Así lo dispuso el juez federal Luis Rodríguez. Se trata de una organización que comercializaba estupefacientes al interior del asentamiento "La Carbonilla", en el barrio porteño La Paternal.

El juez federal Luis Rodriguez dispuso el procesamiento y la detención preventiva de once imputados por tráfico de estupefacientes y además pidió embargos por altas sumas de dinero, mientras que a dos acusados le dictó falta de mérito. Se trataría de la banda del “Chato”, una organización que estaría comercializando estupefacientes en el asentamiento poblacional  “La Carbonilla”, ubicado en el barrio porteño de La Paternal. El fiscal federal Federico Delgado había solicitado el procesamiento de los 14 imputados.

Según la resolución,  a los acusados se les imputó haber formado parte, al menos desde el mes de diciembre de 2014 hasta el 29 de septiembre del año en curso, de una organización de más de tres personas destinada al comercio ilícito de estupefacientes en el interior de la villa. La causa se inició  en diciembre de 2014, a raíz de una denuncia anónima recibida en la División Comando Radioeléctrico de la Policía Federal Argentina.

Delgado explicó detalladamente en su pedido de procesamiento que se trataría de una organización divida en dos grandes líneas, las dos primeras estarían conformadas por algunos imputados que se dedicarían a la comercialización de la droga al interior de la villa, en tanto que un último estrato estaría conformado por dos hombres que actuarían como “campanas”.

Los allanamientos solicitados por el fiscal y ordenados por el juez permitieron desbaratar a la supuesta “banda que controlaría el comercio de drogas al interior del asentamiento de emergencia”. Durante los procedimientos se secuestraron drogas, armas, municiones, teléfonos, pesos y dólares, documentación y vehículos de alta gama. Según el fiscal Delgado, resulta incompatible la cantidad de bienes y dinero que se secuestraron con la ausencia de toda actividad laboral de los imputados. Para el representante del Ministerio Público Fiscal, “todo es producto de la ganancia generada por el comercio de estupefacientes”.