27 de mayo de 2024
27 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En el caso, interviene el fiscal Sandro Abraldes
Procesaron y dictaron la prisión preventiva del acusado por el homicidio del abogado en Montserrat
Brian Atahualpa Natananiel Romero López está acusado de asesinar a Armando Bautista dentro de su estudio el 13 de noviembre pasado.

El juez Omar Peralta, interinamente a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal Nº3,  procesó ayer a Brian Atahualpa Natananiel Romero López, acusado de asesinar en noviembre a un abogado dentro del estudio, en el barrio porteño de Montserrat. También, le dictó la prisión preventiva, por lo que el joven de 20 años continuará detenido en el Complejo Penitenciario Federal II de Marcos Paz. En la investigación, interviene la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción Nº 24, a cargo de Sandro Abraldes.

Según la resolución judicial, Romero Lopez ingresó al estudio de Armando Bautista (61), ubicado en la calle Santiago del Estero 286 y lo mató entre las 17:23 y las 18:40 del 13 de noviembre pasado. Además, está acusado de haberle robado 8000 pesos, un celular, ropa y las llaves para poder salir del edificio. El joven fue procesado por los delitos de coacción, homicidio agravado por su comisión “criminis causae” y robo. El juez le trabó un embargo por 800 mil pesos.

El cuerpo del abogado fue hallado al día siguiente, cerca de las 10:00 por su esposo. El hombre, luego de que la víctima no le contestara ninguno de los mensajes desde la tarde del domingo, decidió ir hasta el estudio con su sobrino. En una de las habitaciones, con la música bien alta, estaba Bautista atado de pies y manos, con varias marcas en su cara. Inmediatamente, llamaron a la policía y bajaron para pedir ayuda.

Romero López fue detenido el 19 de noviembre en un hotel familiar ubicado en la localidad de Longchamps. En ese momento, tenía en su mochila tres celulares: uno de ellos era el de la víctima. Al momento de la indagatoria, el acusado se negó a declarar. El juez Peralta firmó el procesamiento en reemplazo del magistrado Guillermo Carvajal.

La investigación

Al departamento, llegó en primer lugar el fiscal Abraldes, quién convocó a la División Homicidios de la Policía Federal para que levante todo lo relevante para la investigación: material biológico, ropa y cualquier tipo de rastro. El personal de la Comisaría 4ª se encargó del relevamiento de las cámaras de seguridad de la zona.

También, trabajó la Unidad Criminalística Móvil de la Polícia Federal quienes determinaron que la muerte se habría producido entre doce y veinte horas antes de su llegada. En la autopsia, se estableció que la causa de la muerte fue por “asfixia por compresión extrínseca de cuello” y que el cuerpo de Bautista presentaba varias heridas en su cara, labios, cuello y en la zona de la ingle.

Según el fallo judicial, se pudo precisar que Bautista salió de su casa en Esteban Echeverría a las 16:40 del 13 de noviembre. Llegó a Montserrat a las 17:14 y dejo estacionado su auto en la calle aunque tenía una cochera a poca distancia, por lo que el juez infirió que no tenía pensado permanecer allí. Además, tuvo en cuenta el testimonio de un hombre que vivía en el departamento donde sucedió el hecho y al que la víctima le dijo que “sólo iba a buscar unos papeles”.

Tres amigos de Bautista afirmaron que sabían de una relación conflictiva que tenía con un joven al que se referían como “Braian”. Uno de ellos aportó unos audios que le había enviado esta persona a la víctima el 2 de noviembre. Allí, había varias frases amenazantes e incluso le daba sus datos para que lo denunciara con la intención de hacerle notar que no le temía.

Relataron, además, que la víctima había alojado a este joven en el estudio por dos días a cambio de sus servicios sexuales y que tenían entendido que frecuentaba la zona de Once. “No rompas más las pelotas flaco, porque donde te cruzo en Once te hago bajar”, se escucha en uno de los audios. Uno de sus amigos puso a disposición su teléfono celular, desde donde se pudo obtener la fotografía del usuario y que coincide con lo dicho por los testigos y con la foto que tiene el imputado en la red social “Facebook”. Allí se observa también un anillo de calavera muy parecido al encontrado en el departamento.

En las cámaras de seguridad de la zona, se pudo identificar a un joven físicamente similar al imputado que llegó a las 17:23 a la puerta de Santiago del Estero 286. Una hora más tarde, a las 18:39, fue captado con otra ropa y con un morral que no tenía cuando ingresó. En esa filmación, se lo observa con su celular. Casualmente, la última conexión en “whatsapp” de Romero López es a las 18:35 de ese día, casi en simultáneo con su egreso del lugar.

Para el juez, resultaron relevantes las conversaciones que mantuvieron víctima y victimario, donde queda demostrado el enojo que tenía Romero López por un llamado que le hizo Bautista una madrugada. Destacó que el acusado no volvió a Once tras el hecho sino todo lo contrario: fue mudándose de los lugares que frecuentaba hasta que fue detenido. En base al análisis de los hechos y la fuga, estableció que el joven “anunció, planeó y terminó ejecutando el homicidio de Bautista” y que tuvo “conocimiento y comprensión” de lo que hacía.

Consideró Peralta que se encuentra probado (de acuerdo con lo requerido para esta etapa de la investigación) que Romero López golpeó, maniató y privó a la víctima de toda posibilidad de defensa para asfixiarlo hasta la muerte.